Salen a la luz los detalles de la obsesión de la reina Letizia por la apariencia de su cuerpo

En las apariciones de la reina Letizia se pueden ver sus músculos definidos, pero pocos conocen lo que hay detrás de su obsesión por lucirlos y cuidar la apariencia de su cuerpo.

La reina tiene un gimnasio particular en las cocheras de su residencia y cuenta con un entrenador que paga con sus ahorros personales.

Durante un evento presidido por los reyes en el Hotel Westin Palace de Madrid en la celebración del treinta aniversario del periódico El Mundo, una imagen de la reina ha dado mucho de qué hablar.

La reina apareció con un vestido elegante, sencillo y moderno del diseñador Roberto Torreta, el traje de color rojo tenía un escote que mostraba sus brazos y su espalda.

Pero, sobre todo, su perfecta musculatura, se podían ver los omoplatos reales, igual que los músculos de sus brazos.

Los expertos definen esa apariencia como “fina”, no tiene grasa corporal en el cuerpo, sus músculos se ven perfectamente definidos.

Su delgadez ha sido objeto de comentarios en la opinión pública, han surgido incluso rumores que aseguran que la reina padece algún trastorno alimenticio.

“No tengo ningún problema. Como de todo y mucho. Soy así, esta es mi constitución”, dijo a los periodistas de la Casa Real.

Sus allegados aseguran que come poca cantidad, pero muy saludable, y que su hace deporte lo hace hasta dedicarse 100%.

“Si hace yoga, practica hasta saber tanto del tema como su profesor. Si cuida su alimentación, lo hace hasta el extremo”, dijo una amiga de la reina.

Se esfuerza especialmente por combatir el efecto de la gravedad en el área de los tríceps, para fortalecer sus brazos hace ejercicios alternos tres días a la semana para tonificar los tríceps y bíceps.

Está activa desde las 07:00 am, corre en los jardines de su residencia, hace ejercicios con pesas, barra o TRX un día sí y otro no”, agregó su amiga cercana, además, dijo que siempre recomienda hacer fondo de tríceps hacia la pared.

También es adicta a la bicicleta estática con la que hace una clase de música para quemar calorías. Si el rey está desocupado se incorpora a esta rutina de ejercicio.

Los domingos practica Zumba en las cocheras de la Casa Real, a las clases dirigidas por la entrenadora de un gimnasio cercano también asisten las amigas de la reina.

Todo lo que invierten los reyes en su vida saludable lo hacen a costa de sus ahorros personales, se cuidan mucho de que todos sus gastos estén contemplados en la Ley Transparencia que han establecido en Zarzuela desde que ocupan el trono en 2014.

La reina Letizia paga su entrenador, aparatos deportivos, todo lo asociado a su vida saludable con el sueldo que recibe por Servicios de Representación a la Corona. Este es un salario anual de 133.530 euros.

A sus 47 años Letizia presume de brazos que no han sido víctimas de la flacidez y de una figura que muestra que su índice de masa corporal es muy bajo.

¿Qué come la reina?

La reina Letizia cuida su alimentación al igual que la de su familia, no se somete a dietas ni ayunos. Simplemente tiene hábitos saludables permanentes.

Es seguidora de las recomendaciones del doctor Perricone, uno de los dietistas más reconocidos del mundo cuyos clientes son reconocidas celebridades.

Ella supervisa lo que se consumirá en la Casa Real y hasta modificó el menú del Colegio Nuestra Señora de Los Rosales, donde estudian sus hijas, Leonor y Sofía, retiró las frituras y el azúcar aumentando el consumo de verduras y pescado.

Las proteínas magras, pescado azul y huevos forman parte del 80% de los alimentos de su dieta diaria. Especialmente las espinacas, la familia real solo come verduras, hortalizas y frutas cultivadas de manera orgánica. Le encanta el salmón, la cúrcuma, la avena, el cacao puro y el aceite de oliva extra virgen.

También tiene un huerto en la Casa Real, restringe al máximo las carnes sin elaborar y los azúcares. No consumen ningún tipo de bollería industrial, consumen repostería hecha en casa. La reina Leticia no toma café ni bebidas gaseosas o azucaradas.

Respecto al alcohol, la reina consume cerveza artesanal, cuando va a Asturias toma sidra, pero muy de vez en cuando.

En general no suele beber, incluso esto representa un problema en los brindis, pero ella los hace, aunque no beba. El Rey Felipe es amante del vino y colecciona botellas que mantiene en su bodega.

No te vayas sin compartir los secretos de la reina Letizia para lucir, casi a sus 50 años, mejor que muchas jóvenes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!