Sale al mercado una pulsera que emite descargas eléctricas cuando comes y gastas demasiado

El autocontrol es algo que todos los seres humanos somos capaces de tener, pero en algunos casos ciertas adicciones pueden impulsar a las personas a cometer acciones en contra de lo que le dicta su pensamiento racional.

Entre las actividades que resultan más difíciles de controlar están los hábitos alimenticios y la reducción de gastos, hay quienes intentan sin éxito tener un control de sus gastos que les permita ahorrar.

Precisamente para aquellas personas que necesitan ayuda ante su dificultad de resistirse a comer de más y a gastar en compras compulsivas una marca creó una pulsera.

Sí, una pulsera que emite descargas eléctricas cada vez que el usuario coma sin medida o haga gastos innecesarios.

El accesorio marca Pavlok ya salió a la venta en Amazon, es una pulsera que tiene como objetivo ayudar a quien la usa a controlarse a través de un shock eléctrico.

El dispositivo cumple la finalidad de ofrecer un entrenamiento de conducta por medio del acondicionamiento aversivo.

Según los creadores de la pulsera mediante los estímulos negativos y la asociación para reafirmar acciones indeseables se logra el autocontrol sin complicaciones. El uso de la pulsera Pavlok puede ser útil para acabar con los hábitos que afecten la salud, el bienestar y la economía del usuario.

Hasta el momento, el innovador producto ha tenido mucha receptividad en el mercado, muchos resaltan los atributos de usar el ayudante para controlar los malos hábitos.

La pulsera ayuda a entrenar el cerebro a través del estímulo de la corriente eléctrica para modificar la conducta, los creadores alegan que después de semanas será automático renunciar a los hábitos que el usuario quiso corregir.

El accesorio se conecta con diversas aplicaciones en el teléfono móvil del usuario en las que este suministra la información sobre las conductas que desea corregir.

Sobre la pulsera Pavlok hay opiniones encontradas, algunos han comentado en las redes que el método de entrenamiento ofrecido por este producto es bastante primitivo e incluso agresivo. Asimismo, dicen que no garantiza óptimos resultados.

Mientras que otros aseguran que es un mecanismo perfecto para promover la fuerza de voluntad en los usuarios así como la regulación y el control necesarios para renunciar a esos comportamientos que producen consecuencias negativas. Alegan que estas son más incómodas y perjudiciales que la descarga eléctrica que recibirán como castigo en caso de sucumbir.

A pesar de los efectos perjudiciales de fumar, de ser comprador compulsivo o comer en exceso prevalece siempre el placer de estas acciones, por eso cuesta tanto regularlas o renunciar a ellas. En cambio, la descarga eléctrica sí es capaz de modificar el comportamiento. 

Comparte las características de esta innovadora pulsera y déjanos conocer tu opinión al respecto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!