Sale a la luz la galería fotográfica de Marilyn Monroe en la playa cuando estuvo embarazada

En la época de antes los artistas eran fotografiados sin los filtros y programas de retoques usados actualmente para ajustar la apariencia según los estándares de belleza.

La recordada actriz y cantante Marilyn Monroe era todo un personaje de la época que provocaba suspiros a más de uno.

Ella nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, fue inscrita en el Registro Civil con el nombre de Norma Jeane Mortenson para que no fuera hija ilegítima. Fue dada en adopción porque Gladys, su madre, no podía mantenerla económicamente.

Después de unos años cuando su madre consiguió una casa propia decidió llevarse a su hija, pero después de unos meses, sufrió una crisis nerviosa.

La custodia de Marilyn pasó a manos de la mejor amiga de su madre, Grace McKee, quien despertó el interés de la niña por el cine y quien la incentivó para que ingresara en el mundo de la actuación.

Su infancia estuvo marcada por varias adopciones e incluso abusos por parte quienes tenían su custodia, hasta que decidió casarse a los 16 años.

Cuando se trasladó a casa de su suegra, con quien trabajó en la fábrica de municiones Radio Plane de Burbank, fue fotografiada en su puesto de trabajo para la revista Yank, the Army Weekly, en 1944.

Desde entonces las puertas al camino de la fama se abrieron, y ella supo cotizarse como modelo para decenas de revistas.

Ella robaba las miradas por donde pasaba, era considerada uno de los “sex symbols” más populares de los años 50 y 60.

¡A todos encantaba con su carisma y belleza!

Una mujer que adoraba fotografiarse porque sabía que era naturalmente hermosa, sin los famosos filtros, ni Photoshop que muchas veces distorsionan la realidad.

Esta famosa actriz apareció en diferentes películas y hasta se fue la imagen de una portada en la revista Playboy.

Marilyn adoraba hacer sesiones de fotos para diferentes artistas, incluyendo una de Sam Shaw, quien recientemente publicó los increíbles resultados de una de sus sesiones.

Las imágenes muestran a Marilyn en una playa usando un traje de baño típico de la época con su mejor sonrisa y unas curvas que fueron la envidia de muchas.

Ella era muy natural y sencilla, sabía lo hermosa que era y le restaba toda importaba a la celulitis y “rollitos».

Para sorpresa de muchos, esta galería es producto de una sesión de fotos hecha cuando Marilyn estaba embarazada, pero lamentablemente perdió al bebé un mes después.

“Era hermosa sin maquillaje y su espíritu como persona también”, así la describió Sam cuando la fotografió en 1957.

Sin lugar a duda, ella estaba orgullosa de su sensual apariencia y sencillez.

Su cuerpo era real, tenía imperfecciones, pero para ella y para el mundo era perfecto.

Aún embarazada ella se veía igual de increíble y hermosa.

Todos la querían por su particular y sencillo carisma.

Comparte esta sesión de fotografías de la mujer que fue considerada la imagen de la «perfecta belleza natural» y que por siempre será recordada.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!