Por su mezcla étnica podría perder la lucha contra el cáncer y sus padres claman por un donante

Ser diagnosticado con cáncer es un duro golpe para el paciente y su familia, pero en esta batalla todos sacan su mayor fortaleza para derrotar al contrincante. El cáncer actúa como un verdadero monstruo difícil de vencer y ha vuelto a atacar la vida de un pequeño de 7 años, pero sus padres hacen un llamado a las personas para que ayuden a salvar su vida.

En abril del 2017, Ryan Jacoby fue diagnosticado con leucemia mieloide aguda (AML, según sus siglas en inglés). El chico había sido enviado a remisión, tras recibir la médula ósea donada por su hermano mayor Matthew, de 22 años, pero la terrible enfermedad ha vuelto a atacar.

“Quedamos impactados, aturdidos, aplastados y angustiados”, dijo el padre, Chris Jacoby.

Matthew Jacoby, fue sometido a una extracción  de médula osea para salvar a su hermano Ryan.

Actualmente Ryan se encuentra internado en el Children Hospital de los Ángeles, a la espera de un donante de “coincidencia perfecta con 10”, según lo llaman los médicos.

Para salvar a Ryan se necesita a alguien con la misma mezcla étnica: mitad vietnamita, mitad caucásica. Pero dentro de esto el tiempo es esencial.

Facebook

Precisamente por cuestión tiempo, el año pasado los médicos hicieron una búsqueda breve en el registro y decidieron intentar con la médula ósea del medio hermano de Ryan.

Desafortunadamente, esto fue sólo un paño de agua tibia pues el cáncer atacó nuevamente.

Esta familia vive en Redondo Beach, California, y en el mes de febrero recibieron la cruel noticia, la AML había regresado.

Ryan empezó a sufrir de dolores de cabeza inexplicables y de inmediato fue sometido a un examen de médula ósea y una punción espinal que revelaron la desgarradora noticia.

El pequeño estudiante de segundo grado ama jugar en casa con su gato Sonic y publica vídeos junto a su hermana Mikayla, en su propio canal de Youtube. Pero estas actividades han tenido que pararse nuevamente, pues Ryan comenzó por segunda vez una batalla para poder vivir.

Ryan inició el ciclo de quimioterapias pero lo único que podría salvar su vida es el trasplante de médula con una persona con su misma mezcla étnica.

Por esta razón sus padres, Chris y Fawn Jacoby, piden desesperadamente a todos aquellos que sean mitad asiáticos y mitad caucásicos, anotarse en el registro de médula Be The Match.

“Su madre es vietnamita, y su padre caucásico, esa combinación es muy rara. El estado actual del grupo de donantes es que menos del 1 por ciento tiene ese origen racial particular “, dijo David Freyer, oncólogo pediátrico que trata el caso de Ryan.

Good Morning America

Encontrar al donante indicado sería el mejor regalo para esta familia, que lucha por salvar la vida del pequeño sin importan las mínimas posibilidades que existan. De hecho, los padres de Ryan continúan trabajando desesperadamente y han creado una campaña con el hastag #Match4Ryan en Facebook. La pareja espera no sólo encontrar el donante para Ryan, sino ayudar a salvar la vida de más niños con esta campaña.

Antes de irte comparte esta historia y haz posible que el caso de este niño llegue a la persona indicada, por mínimas que sean las posibilidades aún queda una esperanza para él ¡Ayúdanos a conseguir el donante perfecto!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!