Le dan el último adiós con el vestido de novia que lamentablemente nunca pudo usar

A veces el destino nos sorprende con noticias que nos cambian la vida por completo en solo segundos, en algunos casos puede tratarse de la pérdida de un ser querido, una dolorosa experiencia que cuesta mucho enfrentar, sobre todo cuando ocurre de manera inesperada.

Ruth Maguire, de 30 años, tenía tres hijos, estaba muy ilusionada porque celebraría su matrimonio en Irlanda el próximo mes de agosto con su prometido James Griffin, todo estaba listo para ese gran día que lamentablemente nunca llegó.

El pasado sábado ella salió a la despedida de soltera de una de sus amigas en Carlingford, Louth, cuando sufrió un devastador accidente después de que se separara del grupo de 32 personas al salir de un bar.

Desde entonces emprendieron un operativo de búsqueda para dar con su paradero, dos días después las autoridades la encontraron, había fallecido ahogada.

La policía abrió una investigación sobre el hecho y comprobaron que se trató de un accidente.

La noticia ha causado conmoción, sobre todo por el homenaje que su familia le rinde en su último adiós.

Rachel Wilkinson, hermana de Ruth, relató a los medios de comunicación que el funeral se realizará en Belfast, el lugar donde ella nació y que será sepultada con su vestido de novia.

“Se iba a casar el 8 de agosto, todo estaba listo, iba a tener 180 invitados. Vamos a ponerle el vestido de novia que nunca pudo usar”, dijo la hermana de joven fallecida.

James, el prometido de Ruth, le dedicó un emotivo mensaje: “Ruth no solo era mi pareja, ella era mi alma gemela. Cuídate, te amaremos siempre. James y tus tres hermosos hijos”.

En la boda, sus tres hijos: Tyler, de 10 años, Oliver, de 5, y Lydia de 7 serían los pajes. Estaban preparando todo con mucha alegría e ilusión para celebrar en familia su compromiso de amarse por siempre.

Sus familiares describen a Ruth como una mujer perseverante y trabajadora, que a pesar de ser madre de tres hijos estudiaba y cosechaba logros en el ámbito profesional mientras inspiraba a otras personas por ser una madre excelente.

Es importante valorar cada segundo la presencia de nuestros seres queridos mientras podamos contar con ellos. No hay nada más valioso que el amor y el cariño de una familia unida, seguro que Ruth desde el cielo seguirá velando por la felicidad de sus tres pequeños.

Daily Mail

El hecho de que se despidiera usando el vestido blanco con el que daría el “Sí, quiero”, ha conmovido a miles de personas en las redes que comentan que el amor verdadero va más allá de la vida. Comparte este sentido homenaje.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!