La Guardia Civil explica los detalles de la Operación Nemo -“Ana Julia es fría y manipuladora”

Según la información de fuentes del Tribunal Supremo de Almería, el magistrado prorrogó la detención de Ana Julia Quezada para ejecutar una diligencia de prueba de carácter secreto. Finalmente fue imputada por asesinato, detención ilegal y contra la integridad moral.

La Guardia Civil ofreció una rueda de prensa hoy para explicar los detalles de la “Operación Nemo”, el mayor despliegue de búsqueda que se ha coordinado para localizar a un desaparecido.

Los investigadores desmontaron la versión de la acusada sobre los hechos, ella declaró que asesinó a Gabriel durante una discusión en la que hubo forcejeo con un hacha antes de asfixiarlo y ocultar su cuerpo en Rodalquilar, en la finca de la familia de su pareja.

Los agentes calificaron a la acusada de “manipuladora”, confirmaron que cometió el crimen sin ayuda de terceras personas posiblemente motivada por celos.
Lo asesinó el mismo día que lo raptó llevándolo a la finca, lo enterró y cubrió el área con piedras decorativas y tablones.

Desde el principio, ella se convirtió en el blanco de los investigadores, quienes siempre creyeron que mantenía a Gabriel cautivo con vida y trabajaron para rescatarlo.

José Hernández Mosquera, Teniente Coronel Jefe Accidental de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, fue el encargado de relatar cómo desarrollaron el operativo que llamaron “Operación Nemo” en honor a Gabriel por su afición a los peces y el movimiento que creó su madre.

Los agentes aseguran que el niño era “educado, amoroso y respetuoso” y describen a la autora del crimen como “manipuladora, obsesiva, egocéntrica, de frialdad máxima y con ambición económica”.

Hernández reiteró que trabajaron convencidos de que el pequeño sería rescatado con vida y que su objetivo era que Ana Julia los llevara hasta el lugar donde permanecía secuestrado.

El pasado 27 de febrero, Gabriel salió de la casa de su abuela en Las Hortichuelas a la casa de sus primos a las 15:30 horas, dos horas y media después la abuela al ver que no regresaba a merendar como era costumbre, preguntó por él y le dijeron que no estaba ahí.

VER TAMBIÉN:  Emotiva carta de la madre de Gabriel:"Me gustaría creer en los milagros y vivirte un minuto más"

Empezaron la búsqueda con apoyo de los vecinos, llamaron a los padres y se unieron a los intentos para localizar a Gabriel.

Cuando eran las 20:30 alertaron a la Guardia Civil, y al 112, y coordinaron las labores de búsqueda que los agentes calificaron como “La mayor búsqueda coordinada de un desaparecido”.

De acuerdo con los datos de la Guardia Civil establecieron un dispositivo que duró 12 días y donde participaron más de 5.000 personas.

“Más de 3.000 voluntarios que de forma altruista, pidiendo días libres y perdiendo días de trabajo quisieron ayudar y con la familia integrarse al equipo de 2.000 profesionales que lucharon por ubicar a Gabriel”.

Se rastrearon más de 625 kilómetros y 500 puntos incluyendo pozos y aljibes, el Capitán de la Policía Judicial de Almería viajó a Las Hortichuelas para reunir los primeros indicios investigando el entorno físico y familiar de Gabriel.

Así descubrieron que hay una persona con una orden de alejamiento sobre la madre, que posee un dispositivo electrónico que fue alterado para el momento de la desaparición del menor. Investigaron que había una orden de arresto sobre él pero que no estaba asociada a la desaparición del niño.

El 03 de marzo Ana Julia halló una camiseta de Gabriel y adquieren fuerzas las hipótesis de su implicación.

“La encuentra a unos 4 kilómetros de Las Hortichuelas, tiene que pasar un terreno, llegar a Las Negras y bajar a un barranco. La encuentra ahí, hay que resaltar que ella le da la instrucción a Ángel de buscar en esa zona, pero ella fue la que realizó el hallazgo. Ángel está próximo, pero no en el momento en el que la encuentra”, relató el Teniente Coronel.

“La familia reconoció la prenda como una camiseta de Gabriel, tras el análisis, encontraron un patrón de ADN de Gabriel y tenemos la figura de Ana estudiada”.

“Lo de la camiseta es un guiño a Ángel, decía que le quería y así le daba esperanzas”, dijo el Teniente Coronel.

VER TAMBIÉN:  Una valiente mujer de Australia tuvo a su bebé de seis kilos de una forma muy particular

También pensaría Ana que los investigadores podrían centrar la búsqueda en esa área, una zona cercana al domicilio de una ex pareja suya.

“Es sometida a un seguimiento y vigilancia durante varios días, llegó incluso a desplazarse al cortijo de Rodalquilar donde enterró a Gabriel, pero siempre iba acompañada de familiares que ya habían inspeccionado la finca y la vivienda de la finca que la Guardia Civil no revisó buscando a Gabriel muerto porque siempre creímos que estaba vivo.

Es durante estos seguimientos cuando nos percatamos de que la prensa ejerce presión sobre Ana incluso entorpeciendo la investigación.

Así que la estrategia cambió para evitar que se centrara el foco sobre ella, el día 11 de marzo ella hace un movimiento, sale sola, no como en los casos anteriores y va hasta la vivienda de Rodalquilar.
Está estrechamente vigilada, vemos cómo saca del jardín tablones, piedras y un cuerpo que aparentemente es de una persona menuda, que nos puede encajar con Gabriel.

Lo mete en el maletero y sale en dirección hacia Almería, y llega a Vícar”, relató Hernández.

“El equipo de investigación decide detenerla cuando ella sale del coche, miran en el maletero y encuentran el cuerpo de Gabriel, envuelto en una manta, aparentemente en buen estado y semidesnudo, sólo con los calzoncillos”.

“La autopsia nos confirma que el fallecimiento de Gabriel fue el mismo 27 de febrero por asfixia”.

Mientras Ana Julia estaba detenida en los calabozos de la Comandancia de Almería confesó delante del abogado ser autora de los hechos.

“Nos aporta que había arrojado la ropa de Gabriel en un contenedor de vidrio en Retamas, inspeccionamos y la encontramos, a excepción de la camiseta”. En esa confesión, Ana Julia asegura que el niño la insultó.

Sobre esto, el comandante de la UCO Juan Jesús Reina, afirmó: “Gabriel en ningún momento pudo hacer esos comentarios que ella dice, estaba educado en el amor y el respeto”.

VER TAMBIÉN:  10 mascotas que demuestran su fidelidad a toda prueba... ¿Realmente merecemos su amor infinito?

Aseguró que las pruebas van a permitir esclarecer cómo sucedieron los hechos, dijo que, aunque Ana y Gabriel son los únicos en saber qué ocurrió tienen la certeza de que él era un niño bueno.

“Tenemos nuestra hipótesis de cómo se llevó al niño, a Gabriel se lo llevó”.
No ofrecieron detalles sobre lo que pudo motivar a Ana, pero se deja entrever que se trató de celos cuando aseguran que el niño era lo más importante para Ángel y que le adoraba.

Su actitud era extraña y la familia lo confirmó cuando ella planteó ofrecer una alta recompensa por el rescate del niño.

Los comentarios que hacía Ana Julia ante los medios de comunicación y a la familia asegurando que Gabriel iba a aparecer fortalecían su hipótesis de que estaba vivo.

“Durante toda la investigación acumulamos incongruencias y movimientos extraños como la camiseta, ese fue determinante porque ocurrió en una zona donde ya habíamos buscado, donde ella propone ir y quiere dirigir la investigación hacia otra persona.

EP

Llamadas pérdidas de teléfonos móviles en poco espacio de tiempo y movimientos extraños con los que va diciendo a la familia qué va a hacer. Queríamos que cometiera el último error y lo hizo en la mañana del domingo, la pena es que nos llevase a una habitación donde estaba Gabriel y la pena es dónde estaba”.

“Cuando vemos que Gabriel no vive es el momento más duro de nuestra carrera profesional, y el que no lloró allí lo hizo en otro momento; es que somos humanos”, aseguró el Comandante.

Es así como los investigadores ofrecieron la información sobre el caso que conmocionó al país entero para disipar las dudas y aportar los avances de la investigación que tuvo un trágico final. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!