Rompe en llanto al ser la primera indígena aceptada en la universidad de Harvard

Elizabeth Esteban es una joven de ascendencia indígena que ha logrado hacer realidad su sueño tras obtener una beca completa para estudiar en la reconocida Universidad de Harvard en los Estados Unidos.

Los padres de Elizabeth emigraron al extremo este del Valle de Coachella, son campesinos provenientes del pueblo purépecha de Michoacán, pero actualmente viven con sus hijos en La Meca, California.

“Sentí todo tipo de emoción porque nunca hubiera creído que una persona como yo sería aceptada en una universidad de prestigio”, dijo la Elizabeth.

Todo el trabajo que hizo su mamá en el campo tuvo una recompensa. El camino que tuvo que recorrer Elizabeth y su familia para lograr matricularse en esta prestigiosa universidad ha sido muy difícil y lleno de obstáculos.

“Estoy orgullosa”, agregó la mamá de Elizabeth.

La joven casi pierde la oportunidad de llegar a Harvard porque su conexión a Internet falló justo en el momento de la entrevista. Estaba desanimada e incluso había reconsiderado la posibilidad de postularse a la universidad.

“Soy parte de un grupo indígena que siente que las mujeres deben quedarse en casa. Yo quería romper esas barreras”, dijo Elizabeth.

Según información local la tasa de aceptación de Harvard es del 3% y solo el 10% de los estudiantes son hispanos. En 2021, aproximadamente 40.000 estudiantes de bachillerato aplicaron para ingresar a Harvard, y sólo admitieron 2.037, muy pocos con algún apoyo para cubrir sus estudios.

“Pensé que nadie en mi comunidad podría alcanzar esta meta por ser de bajos ingresos. No tenemos todos los recursos que necesarios y eso nos da menos oportunidades que el resto”, agregó Elizabeth.

Sus raíces fueron el impulso y la motivación para superarse, aunque era una condición que la ponía en desventaja ante el resto de los candidatos estadounidenses.

“En México no hay muchas oportunidades para que las mujeres estudien y hagan una carrera universitaria. Yo les recomiendo a la mujer mexicana que nunca se dé por vencida a pesar de que en México no tienen las oportunidades que yo tuve”, dijo Elizabeth.

A pesar de las limitaciones y la fuerte discriminación que viven los hijos de migrantes en Estados Unidos, ella logró obtener una beca integral para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de Harvard.

Pero esta joven tiene un sueño que va más allá de obtener un título universitario. Elizabeth espera cumplir con su formación en Ciencias Políticas para en un futuro no muy lejano postularse al Congreso.

“Quiero ser una abogada de migración con dinero para crear una beca destinada a ayudar a las mujeres en Latinoamérica para que sigan persiguiendo sus sueños”, agregó Elizabeth.

Elizabeth se siente muy afortunada de haber nacido en Estados Unidos, y siempre estará muy agradecida que sus padres hayan migrado a otro país en búsqueda de una mejor vida para su familia.

“Fui invitada al Estado de la Unión en donde la mayoría eran personas blancas y me decían que yo no merecía estar ahí, todo esto me desilusionó, pero me propuse a demostrarme a mí misma que los inmigrantes hacen un país mejor y quiero ser esa persona que logre crear un impacto para nuestra nación”, aseguró Elizabeth.

Felicitamos a esta joven y a su familia por este gran logro. No hay nada imposible cuando se tiene la voluntad de alcanzar los sueños.