La madre de 3 niños que huyó de su casa celebra que encontró a un papá para sus hijos

Tiffany Durlak es una mujer que tuvo que pasar por tratos injustos y dolorosos. Cuando uno se encuentra en medio de una tormenta, es difícil imaginar que las cosas mejorarán.

Sin embargo, lo que empezó como una verdadera pesadilla terminó convirtiéndose en un cuento de hadas. Tiffany reunió las fuerzas suficientes para escapar de una pareja que sólo le hacía daño y luchó por el bienestar de sus hijos.

“Quiero que la gente sepa que pueden pasar por la peor pesadilla y después encontrar la luz y ser feliz”, dijo Tiffany.

No tenía idea de que además de eso, todavía le sucederían cosas maravillosas en su vida. Tiffany comenzó a salir con un hombre y él se mudó a su pequeño apartamento.

Cuando lo piensa en perspectiva, hubo muchas señales de que él no sería una buena persona, pero en aquel momento ella sólo quería sentirse querida.

“Lentamente comenzó a hacer cosas que deberían haberme hecho salir de allí muy rápido. Pero me quedé”, dijo Tiffany.

Tuvieron su primer hijo juntos y él empezó a tratarla realmente mal. Al año siguiente tuvieron gemelas y fue entonces cuando Tiffany reunió las fuerzas para dejarlo.

“La primera vez que me dio tratos injustos fue cuando estaba embarazada. Nunca paró hasta que dejé la relación”, dijo Tiffany.

Ser la madre soltera de tres niños pequeños no fue sencillo, pero Tiffany estaba dispuesta a hacer cualquier cosa por sus hijos.

Ellos habían sido motor principal para salir de esa pesadilla porque no quería que crecieran en un ambiente tóxico.

“Mi hijo Noah era más grande y no tiene muy buenos recuerdos de cuando vivimos con este horrible hombre”, dijo Tiffany.

Tiffany consiguió algo de estabilidad, pero nunca imaginó que conseguiría amor. Pensó que ningún hombre querría tener algo con una mujer que ya tenía tres hijo, pero conoció a Brian.

Sus amigas le habían aconsejado que no le contara nada sobre su expareja para no asustarlo. Sin embargo, Tiffany decidió ser sincera desde la primera cita y pensó que él más nunca volvería a llamarla. Lo que sucedió fue todo lo contrario.

Brian se convirtió en la pareja que ella se merecía. Escuchaba con atención todo sobre su duro pasado y le brindaba su completo apoyo. Después de unos meses, ella decidió presentarle a sus hijos y Brian se llevó de maravilla con ellos.

“Me gustas porque no le gritas a mami y siempre la haces reír”, dijo el hijo mayor de Tiffany a Brian.

Un par de años después se casaron y realizaron los trámites necesarios para que Brian adoptase legalmente a los hijos de Tiffany.

Contactaron a alguien para que lograra dar con el paradero del padre biológico de los niños y cediera sus derechos. No fue algo sencillo pero valió la pena para finalmente formar una familia donde reina el amor y el respeto.

Dar a conocer su historia no ha sido sencillo pero Tiffany quiere recordar a cualquier mujer que esté pasando por algo así que siempre se puede seguir adelante. No te vayas sin compartir su valioso mensaje.