Roba las pertenencias de una familia y les compra un televisor para librarse de la culpa

Cuando se cometen actos injustos es la propia consciencia lo que hace imposible que se pueda conciliar el sueño y la paz. Esto lo aprendió un malhechor brasileño que tuvo un gran arrepentimiento después de haberse atrevido a robar las pertenencias de una familia.

Aunque no todos los días se ven a ladrones tomando consciencia de sus acciones, este increíble hecho sucedió en una región denominada Campo Grande, la cual está al cuidado de los oficiales del 6º Distrito de Policía.

Inesperadamente, a las instalaciones del departamento de policía llegó un joven de 22 años, sin que nadie lo forzara, para hacerse responsable de las malas acciones que cometió recientemente en la ciudad.

Compró un televisor de más de 300 dólares para poder dar el dispositivo a las personas que afectó

El joven había cometido 3 distintos robos a casas. Pero, se encontraba extremadamente arrepentido y, por eso, incluso acudió a comprar a pagos un televisor con su propio dinero, para poder reponer el que había hurtado.

Los oficiales de policía ya habían recuperado en días anteriores diversos dispositivos de tecnología que fueron robados, incluyendo un microondas, una computadora y dos televisores, de los tres reportados como hurtados.

El tercer televisor que hurtó el joven había resultado dañado durante su mala acción, era de 43” y fue ese mismo modelo el que compró confiando en que, al final, podría librarse de su gran cargo de consciencia.

Al darse a conocer este insólito suceso, miles de internautas han quedado impresionados y la polémica no se ha hecho esperar en las redes sociales. Muchos consideran que el joven actuó valientemente y otros que solo lo hizo para recibir una sanción menos severa por parte de las autoridades.

“Eso reduce su sentencia cuando se les atrapa. Su supuesto arrepentimiento no es otra cosa que el asesoramiento de un abogado, no es que sea bueno, un malhechor siempre será malvado”, señaló un internauta.

Diversas personas creen que el aumento en los robos solo es un reflejo de lo mal que está la situación a nivel mundial, debido al coronavirus. Sin embargo, nada justifica el proceder injustamente hacia otras personas inocentes.

“Miles han perdido su trabajo. Los robos en las calles y casas cada vez son más comunes. Lo mejor sería arrepentirse antes de cometer el mal, porque al lamentarse después puede ser muy tarde”, dijo otro usuario de las redes sociales.

Sin duda, muchas son las personas que lo están pasando mal después de haber sido azotados por la crudeza de la enfermedad y la pobreza, pero siempre se debe salir adelante de forma honesta, con la frente en alto y sabiendo que se hace lo correcto.

Siempre es mejor trabajar que robar

Nunca renuncies a ser una persona de bien, pese a todas las dificultades que puedan surgir en el camino. Comparte y déjanos saber qué opinas de este malhechor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!