Revelan cómo salió del hospital el piloto que resultó gravemente herido en un accidente

La Asociación Nacional de Carreras de Automóviles de Serie NASCAR, según sus siglas en inglés, actualmente representa la categoría automovilística más comercial y popular de los Estados Unidos.

Como en toda carrera, los riesgos de participar son altos, recientemente, el piloto Ryan Newman fue dado de alta tras resultar gravemente herido durante un accidente de fuego y quedar atrapado en su automóvil después de una colisión en el último giro.

El accidente ocurrió al final de los 804 kilómetros de Daytona.

El equipo de carreras al que pertenece Newman, Roush Fenway, poco antes de recibir el alta médica comunicó que el piloto había despertado y estaba hablando con sus familiares y médicos.

Aunque habían informado que su estado era grave, sus heridas no fueron potencialmente mortales. Parte del comunicado dice lo siguiente:

Fiel a su naturaleza jovial, también ha estado bromeando con el personal, los amigos y la familia mientras pasaba tiempo jugando con sus dos hijas.”

Solo un par de días después el equipo de carrera publicó unas emotivas fotografías en el que se le ve caminando con sus hijas cuando salían del hospital. Por suerte, no pasó a mayores y ahora seguirá su recuperación en casa.

Newman se encontraba liderando la última vuelta cuando se deslizó mientras trataba de evitar a sus perseguidores. El auto se estrelló contra uno de los laterales y volcó, luego fue golpeado por al menos un par de autos de que hiciera que el auto volara, se deslizara sobre su techo y se incendiara estando boca abajo.

NASCAR representa los automóviles de serie más importantes del mundo.

Rápidamente su equipo corrió para extinguir el fuego y liberarlo del vehículo. En cuestión de minutos Newman fue trasladado al hospital. Pilotos y fanáticos de la carrera de NASCAR se hicieron presentes enviando palabras de apoyo para Newman y su familia. Newman agradece a su equipo por responder de inmediato y continuar con el trabajo.

En el comunicado también se puede leer que NASCAR está llevando a cabo una investigación exhaustiva posterior al accidente, afirmar poder dar mayor información en cuanto esté completa.

Newman se deslizó varios metros sobre la pista quedando el auto en llamas.

Denny Hamlin, resultó ganador por segundo año consecutivo, tras celebrar la victoria y ver los rastros del sombrío accidente comentó:

Es un extraño equilibrio de emoción y felicidad para ti mismo, pero obviamente, la salud de alguien y su familia es más grande que cualquier victoria, en cualquier deporte. Así que solo esperamos lo mejor”.

Aunque Newman no salió victorioso de la carrera, tiene mucho que celebrar al lado de sus dos pequeñas hijas y familiares por estar bien y quedar sin lesiones mayores.

La recuperación de este piloto es celebrada por su familia y sus seguidores, quienes se quedaron con el alma en vilo tras el accidente. Comparte este feliz desenlace.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!