Responden a los señalamientos que reciben por criar a su hijo sin decirle con qué genero nació

Nuevas ideologías de género se encuentran sobre la palestra en la actualidad, y diferentes grupos promueven la anulación de la tradicional asignación binaria que distingue a los humanos entre hombres y mujeres.

Sin duda este asunto ha causado mucha polémica en los últimos años y ahora una mujer en Australia ha alzado la voz para denunciar las críticas a las que ha sido expuesta por el modo de criar a su hijo. 

La Dra. Kyl Myers, originara de Salt Lake City y actualmente establecida en Australia, lleva una vida ruidosa para muchos.

Esta mujer junto a su esposo Brent, decidió utilizar la “crianza creativa de género” que básicamente le da la libertad al infante de decidir el género con el cual se identifique mejor. 

Para Myers, el género es decisión del individuo y no “algo que deba ser asignado al nacer”.

Por años, la pareja ocultó el género de su hijo Zoomer quien ahora se identifica como un niño pero que entiende que existen personas “no binarias”.

“No asignamos un género binario de niña o niño a nuestro hijo, Zoomer, al nacer; no revelamos el género biológico de Zoomer a personas que no necesitan saberlo”, explicó la madre.

Este asunto resulta algo confuso para muchos adultos y puede ser aún más difícil para un pequeño. Este es un detalle que la propia Kyl ha reconocido pero no se arrepiente del modo en que ha llevado la crianza.

“Los métodos han confundido un poco a Zoomer, pero le han dado una comprensión más matizada del género que muchos adultos.

Cuando un personaje de un programa para niños dice:» ¡Hola, chicos y chicas! Zoomer agrega: “¡Y amigos no binarios!”, explicó.

En el hogar de esta familia se usan los pronombres de género neutro para referirse al menor y Zoomer se ha identificado ante los desconocidos como “una persona”, sin distinguir su género.

Según explicó Kyl, otro de sus motivaciones para elegir este tipo de crianza es la intención de liberar a Zoo de “los estereotipos sexistas y la opresión que inundan a los niños desde que nacen”. 

Todo esto le ha costado a la pareja numerosas críticas e incluso se les ha acusado de maltrato infantil por la “confusión” que han ocasionado en Zoo.

Los adversarios a este tipo de crianza hacen estrago en las redes sociales de esta familia e incluso suelen enviarle correos electrónicos y llaman a los puestos de trabajo de estos padres para señalarlos.

Pese a todo al rechazo que puedan recibir, Kyl explica que muchas personas se unen a su movimiento después de conocer a profundidad de lo que se trata.

Esta mujer es la autora de Raising Them: Our Adventure in Gender Creative Parenting, un libro en el que detalla su experiencia al permitir que Zoomer elija su género y comparte cómo su decisión ha inspirado a otros padres.

El mundo está cambiando y con él muchas costumbres que antes eran vistas como reglas pero hay parámetros difíciles de modificar. Comparte el caso de esta familia y déjanos saber tu opinión sobre este tema.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!