Responde a su padre después de que le pidiera que no dijera a nadie que era un simple barrendero

Todas las personas necesitan cumplir unas metas para sentirse realizados, y entre esas se encuentra el trabajo y la profesión de sus sueños.

Pero a pesar de que ya vivimos otras épocas, parece inaudito que todavía existan en la sociedad sólidos prejuicios arraigados en cuanto al estatus social y el tipo de trabajo.

Todos los trabajos son igual de válidos siempre que dignifiquen a la persona

Es realmente triste el flaco favor que nos están haciendo las redes sociales, ya que pareciera que si no tienes un trabajo de «prestigio», que te permita tener un cierto «roce social», frecuentar ciertos lugares, y formar parte de un «círculo» de personas, no eres nadie en la vida.

Menos filtro de Instagram y más pisar en la tierra, es lo que les hace falta a nuestras generaciones jóvenes, y no tan jóvenes, tan expertos en juzgar y criticar y tan pobres de humanidad. ¿No lo crees?

¿Qué puede haber de diferente entre estas dos profesiones?

Pues lo único que yo veo es a dos hombres trabajando, ganándose el pan para llevarlo a casa y punto. El uno en la comodidad de su escritorio y quizás algo más preparado, porque la vida le dio más oportunidades. Y el otro, trabajando igual, pero limpiando las calles, y tan orgulloso de su oficio como el primero.

Esto que es simple de apreciar, no parecía fácil de vivir para un humilde barrendero de Irán. Era un esforzado padre de familia que durante años se dedicó a sacar adelante a los suyos con el sudor de su frente.

El resultado fue que ahora tenía una exitosa hija profesional, pero a decir verdad tenía mucho temor de que ella se avergonzara de él.

Entonces él le pidió un solo favor, que no le dijese a nadie que él era un simple barrendero para que no se riesen de ella. Pero nada más ajeno a lo que su hija sentía hacia su padre y su trabajo. Así que no dudó en responder de la manera más contundente posible y lo hizo con una fotografía que se hizo viral en las redes.

Una imagen vale más que mil palabras

“Mi padre es barrendero. Es mi orgullo. Te quiero, papá”, escribió la orgullosa mujer.

He told his daughter: "Don’t tell anyone that your father is a janitor, they will laugh at you" she posted this photo on social networks and wrote: "My dad is a janitor. He is my pride. I love you, dad." from MadeMeSmile

La imagen fue difundida masivamente en diversas redes sociales hace dos días y ya cuenta con más de 100.000 ‘me gusta’ y cientos de comentarios en línea.

Muchos han felicitado a la joven por su valentía y sus sentimientos, y otros han empatizado relatando sus propias historias de superación.

“Cualquiera que se ría de alguien que trabaja duro para vivir honestamente es idiota”, “Está trabajando duro para mantener a su familia, y miren cómo ha reaccionado su hija. Es un gran padre que ha educado a una gran mujer”, fueron algunos de los comentarios.

Seguramente, ese padre no puede estar más orgulloso de haber educado una hija así, y de que todo su esfuerzo se ha visto recompensado.

Esperamos que esta historia sirva para echar por tierra de una vez por todas tanto prejuicio. Ya es hora de que la gente entienda que los «trabajos de segunda» no existen. Si con ello eres feliz, y te permite una vida digna, disfrutando de tiempo de calidad junto a los tuyos, considérate la persona más exitosa del mundo. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!