Responde a quienes lo critican por gastar 4 mil dólares en una mascarilla de oro

La crisis generada por el coronavirus y las medidas de aislamiento social han afectado a muchos. Miles de personas han perdido su empleo o han tenido que pasar incontables días lejos de sus seres queridos.

Uno de los temas más discutidos ha sido el dinero que los gobiernos destinan para comprar equipos de protección e implementos médicos.

Ya se han confirmado casi 15 millones de contagios por coronavirus en el mundo entero.

Miles de personas en situación de pobreza necesitan la ayuda de alguna donación para poder mantenerse a flote. Sin embargo, hay personas que pueden darse los lujos más extraños. Shankar Kurhade es un empresario de la India decidió darle un toque verdaderamente único a su mascarilla.  

Shankar se dedica a fabricar galpones y graneros industriales.

Quienes conocen a Shankar están acostumbrados a verlo con pesados anillos de oro en todos los dedos de su mano y un par de brillantes cadenas. Ahora que el uso de mascarillas es obligatorio en sitios públicos, decidió que lo mejor sería hacer que su mascarilla fuese de oro.

“Siempre me ha gustado la joyería. Tuve la idea cuando en la televisión vi que un hombre utilizaba un máscara plata y pensé ¿por qué no utilizar una 100 por ciento de oro?”, dijo Shankar.

Shankar acudió a su joyero personal y le explicó la extravagante idea que tenía en mente. Se trataba de un trabajo que nunca antes habían realizado en esa tienda pero después de 8 días lograron finalizar la extraña pieza.

“Es una máscara delgada y tiene poros diminutos que me ayudan a respirar”, asegura Shankar.

De inmediato, el empresario comenzó a utilizar su mascarilla dorada en la calle, pero el resultado se encontraba muy lejos de lograr el distanciamiento social que tanto recomiendan los especialistas.

“Todos se acercan y se quieren tomar fotografías conmigo. La gente siente mucha curiosidad para averiguar si realmente es de oro puro”, explicó Shankar.

Como es de esperar, las acciones de Shankar causaron todo tipo de comentarios en las redes. Muchos lo critican por haber gastado miles de dólares en la mascarilla cuando ese dinero podría haber sido destinado a salvar a muchas personas que necesitan de ayuda.

La confección de la máscara tuvo un costo de 4 mil dólares.

Otros aseguran que Shankar forjó su fortuna con mucho trabajo y que puede gastar su dinero como mejor le parezca. Para el empresario, la única desventaja es que no puede parar de llamar la atención de todos en la calle.

¿Qué opinas de la mascarilla de oro? No dudes en contarnos tu opinión y compartir este caso que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!