Responde a quienes la critican en las redes por las imágenes que publica de sus hijos

Vivimos en un mundo donde básicamente cualquiera de nuestras decisiones es sometida a incontables críticas. Incluso la difícil labor de ser madre es constantemente señalada por los demás.

Hay madres que son cuestionadas por cualquier decisión que toman sobre sus hijos: darles pecho en público, educarlos en casa, permitirles jugar con determinados objetos y mucho más.

Megan Brammeier es una escritora y madre que adora llevar todo el registro posible de sus tres hijos. Para ella resulta vital capturar los momentos de felicidad y sonrisas, especialmente cuando se encuentran tan pequeños y el tiempo pasa volando. Sin embargo, no todos están de acuerdo con ella.

“Esta etapa pasa demasiado rápido y quiero tratar de capturarla”.

Miles de personas en las redes se han dedicado a señalarla a ella y a cualquier otra madre por tomarse “tanto tiempo” en fotografiar a sus bebés. Megan decidió que ya había tenido suficiente y alzó la voz en una publicación.

“Esto es para todas las personas que dicen: ‘Deja de tomar fotos a tus hijos y comienza a disfrutarlos’”.

Después de admitir, con todo el orgullo del mundo, que ella es ese tipo de madre; Megan procede a explicar ese papel tan importante que las fotos de sus hijos juegan en su vida. Como muchas mujeres entenderán, su día a día la deja completamente agotada.

“La próxima vez que veas fotos de mi familia no asumas que no hice otra cosa en todo el día. Probablemente fueron 47 segundos para recordarme que estamos siendo felices”.

Las horas pasan demasiado rápido entre los cambios de pañales, las comidas, llevarlos al colegio, los juegos, los llantos y mucho más. En medio de todo ese torbellino de cosas, una simple fotografía funciona como un feliz recordatorio de las cosas hermosas que sucedieron durante el día.

“Son momentos que adoro recordar más tarde. Aprovechar esos segundos en que mis hijos prestan atención a la cámara son los que me ayudan a confirmar que todo va bien”.

Se trata de la sonrisa que tanto necesita después de una agotadora jornada. Compartirlas en las redes sociales se vuelve vital para que sus familiares que se encuentran en otros países puedan sentirse cercanos a los pequeños y permitir que la familia permanezca unida.

«Las envío a otras personas para regalarles una sonrisa».

La publicación de Megan se volvió completamente viral en cuestión de un par de días. Muchas madres de todo el mundo la contactaron para agradecerle por sus palabras.

Después de todo, el tiempo pasa volando y no hay nada mejor que una buena fotografía para lograr atesorar esos bonitos recuerdos.

¿Qué opinas de las madres que toman muchas fotografías de sus hijos? Comparte esta nota para dar a conocer las valiosas palabras de Megan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!