Rescatan a la bebé que se llevó una mujer para hacerle creer a su esposo que había dado a luz

Es muy lamentable que existan personas con sentimientos tan oscuros que sean capaces de hacer daño a los demás sin tener ningún remordimiento.

Esta mujer secuestró una bebé para hacerle creer a la familia de su esposo que había dado a luz, el hecho sucedió en Colombia.

Realmente es inexplicable descifrar qué estaba pensando esta mujer. Afortunadamente, la Policía logró la captura de la presunta secuestradora que se había llevado la bebé de Emilianis Rivera en Repelón, Atlántico, Colombia.

“Me siento feliz porque nuevamente la estoy viendo, puedo cargarla, puedo darle todo mi amor. Estoy muy agradecida con las autoridades”, manifestó la madre de la bebé.

La joven pareja, padres de la menor reveló que la mujer se había ganado la confianza de ellos, aprovechándose de su situación económica los citó para regalarle ropa y alimentos, pero en un descuido huyó con la bebé en una motocicleta.

La angustia se apoderó de los padres, quienes estaban incrédulos de lo que había pasado. Dieron parte a las autoridades y denunciaron a la mujer.

La policía activó inmediatamente el protocolo de búsqueda para localizar a la presunta secuestradora tras raptar a la infante.

Las fotos de la mujer y vídeos que fueron capturados por una cámara de seguridad permitieron a las autoridades dar con su paradero en el corregimiento de Rotinet, jurisdicción de Repelón, Atlántico.

Jair Parra, comandante encargado del Gaula de la Policía en Bolívar, dio detalles de los motivos del robo.

“Ella manifestaba que estaba en gestación. Pero fingió ese embarazo ante los ojos de los familiares del esposo, fingió toda esta situación para hacer creerles que realmente el día del robo daría a luz”, reveló el comandante Jair.

Las fotos de la mujer y vídeos de una cámara de seguridad permitieron a las autoridades dar con su paradero en el corregimiento de Rotinet, jurisdicción de Repelón, Atlántico, y fue puesta a la orden de la ley para responder por el delito de secuestro simple.

Mientras la madre de la menor llegaba a la estación policial, la bebé fue amamantada por una policía de infancia que inmediatamente se ofreció para calmar su llanto desesperado.

Arrebatar a una bebé de los brazos de su madre valiéndose de la necesidad económica de sus padres para satisfacer un deseo basado en una mentira no tiene nombre.

Está claro que esta mujer no tiene valores ni escrúpulos y que no está bien de la cabeza. Comparte esta historia para advertir sobre estos casos, que esperamos no se repitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!