Renuncia a su trabajo y se despide de su jefa con una carta acusándola de «agresiva y cruel»

Tener a personas a cargo en un equipo de trabajo no es una tarea sencilla y hay ciertos requisitos que un jefe debería cumplir: principalmente tener la sensibilidad y empatía para reconocer que su equipo es fundamental para el logro de objetivos de la empresa. Además, es importante que haga su gestión desde el marco del respeto, enseñando desde el ejemplo y sin subestimar a nadie.

Recientemente se hizo viral la experiencia de Julie Cousins, una mujer de 64 años del Reino Unido que vive en la ciudad inglesa de Southampton.

Ella contó a un medio de comunicación que en los últimos cinco años estuvo contratada en una sede local del HSBC Bank por medio de una consultora. Desde hace 35 años ella se ha dedicado a trabajar como personal de limpieza en entidades bancarias.

A pesar de que le gustaba su trabajo, decidió renunciar a su último empleo y se despidió de la gerente del banco con una carta que se difundió en las redes causando miles de reacciones.

Julie contó que muy pocas veces se encontraba con los empleados del banco durante su jornada de trabajo porque sus horarios no coincidían, pero tuvo un encuentro con la gerente que la motivó a irse.

Antes de formalizar su renuncia, ella dejó en una papelera la carta con la intención de que la gerente la leyera.

Esto fue lo que escribió:

“Hola chicas, mañana será mi última limpieza para HSBC. ¡He preparado un cubo de materiales para la próxima, sea quien sea!”, así comienza la carta manuscrita.

Continuó explicando el motivo de su renuncia. “He dejado el trabajo, (nombre de la gerente), después de la forma en la que me trataste en la oficina, de manera agresiva y cruel, pero eso es un reflejo de tu carácter, no del mío”, aclaró Julie.

Finalmente dejó una lección para todos: “Así que, de aquí en adelante, por favor, todos ustedes recuerden: en un mundo en el que puedes hacer cualquier cosa, sé amable. Porque todos ustedes no son mejores que el personal de limpieza”.

Joe, hijo de la empleada, compartió la carta el pasado 30 de abril en su perfil de Twitter. Su mensaje no tardó en difundirse masivamente en las redes sociales e incluso medios de comunicación reconocidos reseñaron el caso.

Julie ofreció declaraciones en una entrevista y dijo: “Creo que el mensaje principal es que hay que ser amable con la gente, especialmente en estos momentos. Nadie sabe lo que pasa en la vida de los demás”, explicó.

Al momento del cierre de este artículo, la publicación de Joe en Twitter había alcanzado más de 162 mil reacciones y recibidos cientos de comentarios con mensajes de admiración hacia su madre.

“Y es por esto por lo que quiero a mi madre. Lleva 35 años limpiando bancos y hoy se ha marchado con esta bonita nota que le ha dejado a la horrible gerente. Feliz jubilación, mamá. El que ríe de último ríe mejor, ¿eh?”, escribió el hijo de Julie, identificado en Twitter como @joecousins89.

Lo que vivió Julie invita a la reflexión, nadie merece ser tratado injustamente sin importar su condición, todos tenemos los mismos derechos y merecemos respeto.

Es muy injusto que haya tenido que sufrir por la inconsciencia e insensibilidad de una persona que está ocupado el cargo equivocado porque no debería tener un equipo a su cargo.

Las palabras de Julie han tocado miles de corazones, no te vayas sin compartirlas, es una lección de humildad y amor propio.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!