Un niño de 7 años nadó en un río por kilómetros tras el pedido de su padre de que buscara ayuda

Muchos padres, conscientes de los peligros y situaciones difíciles a los que podrían enfrentarse sus pequeños, no dudan en aleccionarlos y prepararlos para la vida. No es hasta cuando algo grave los amenaza, cuando ponen a prueba si sus hijos aprendieron sus lecciones, quedándose verdaderamente sin palabras.

Chase Poust es un adorable niño de Florida, que se ha convertido en todo un héroe tras salvar a su familia.

El pasado 28 de mayo, su padre, Steven Poust, había salido a navegar en su barco por el río St. Johns, en Jacksonville, junto a sus dos hijos: Chase, de 7 años; y Abigail, de 4.

El hombre había anclado la embarcación para que los pequeños nadaran. Pero de pronto, empezaron a ser arrastrados por una fuerte corriente.

Abigail, que suele quedarse en la parte trasera del barco, se vio obligada a soltarse. Chase no lo dudó un segundo y saltó para salvar a su hermana, pero terminó atascado. El padre de inmediato hizo lo que pudo para recuperar a Abigail, pero todo parecía inútil. Y aunque afortunadamente la pequeña tenía un chaleco salvavidas, se alejaba más y más.

Fue entonces cuando Steven tuvo que tomar una de las decisiones más difíciles de su vida. Muy apesadumbrado recuerda que le dijo a Chase que nadara hasta la orilla mientras él luchaba por salvar a su hija.

«Le dije que lo amaba porque no estaba seguro de lo que iba a pasar. Intenté quedarme con los dos. Estaba agotado. Pero ella se alejaba».

El pequeño Chase, lleno de valentía, confiando absolutamente en lo que le dijo su padre y resuelto a salvarlos, emprendió una travesía de UNA HORA nadando hasta llegar a la orilla.

Cuando le preguntaron cómo lo hizo y si no se cansó, respondió:

«Claro que me cansé, por eso decidí que debía alternar entre flotar, chapotear y nadar de espaldas, para no desgastarme».

Cuando finalmente llegó a tierra, corrió a la casa más cercana para pedir ayuda. Desde allí contactaron al Departamento de Bomberos de Jacksonville, quienes tuvieron que adentrarse hasta 3 km para rescatar al padre y a la pequeña.

Fue necesario el despliegue de un gran operativo porque no fue fácil dar con ellos, pero finalmente los tres están con vida y en perfectas condiciones.

Aquí puedes conocer más detalles del impresionante gesto de este pequeño super héroe de carne y hueso:

Desde que los hechos se difundieron en los medios locales, miles de personas han aplaudido no solo la valentía de Chase, sino su gran inteligencia y su temple de hierro para saber incluso qué hacer para cansarse menos, en medio de una situación tan dramática.

No menos alabanzas se han llevado sus padres, por lo importante que es enseñar a los niños a nadar. Además de lo bien que han educado a este pequeño «Capitán América», que no solo supo cómo responder, sino que dentro de su gran sencillez, no se considera héroe, solo quería salvar a quien más amaba.

No te vayas sin compartir el gesto de este hermoso niño y enviémosle nuestra enhorabuena. El mundo necesita más héroes así.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!