Renuncia a la boda que siempre soñó para celebrar la ceremonia en la unidad de terapia intensiva

Una mujer ha tenido el mejor gesto de agradecimiento con su padre al decidir cambiar su boda soñada por una ceremonia en la UCI del Hospital sólo para que el hombre pudiese estar a su lado.

El corazón de Shelby Schweikhart-Conville es realmente generoso, así que el asunto no le importó mucho con tal de disfrutar de ese momento con su padre y su ahora esposo Jared.

La pareja había estado planeando su gran día desde su compromiso y pensaban casarse el 03 de octubre de este año pero los planes cambiaron repentinamente.

Después de encargar un vestido de bodas que no estaría listo sino hasta marzo y concretar los atuendos de sus damas de honor, Shelby decidió renunciar a todo y casarse en la sala de un hospital.

Todo iba según planeado pero a finales del año pasado, la familia se enteró de que el cáncer del padre de Shelby había regresado y esta vez con mayor fuerza. La enfermedad ya había entrado a sus pulmones y las quimioterapias no estaban funcionando.

El 29 de diciembre Shelby oraba con vehemencia por la salud de su padre ingresado en la UCI en St. Vincent Evansville Hospital. En ese momento  Nalen Lefler, amiga de Shelby, le preguntó si ella no estaría dispuesta a adelantar su boda para que su padre pudiese estar en ella.

La enamorada no lo pensó dos veces y se tomó muy en serio el asunto.

La familia cooperó en el plan y ayudaron con la planificación. Shelby obtuvo un vestido sencillo en una tienda local. Mientras, sus amigas hicieron no sólo de damas sino de maquillistas y estilistas, pues con mucho amor se encargaron de prepararla para el gran momento.

La pareja contrajo matrimonio el 07 de enero en un ambiente realmente alegre y emotivo.

A pesar de la situación, el padre de Shelby se mostró bastante feliz. Además, ella relató que su progenitor y Jared siempre bromeaban acerca de celebrar la boda incluyendo detalles de los Colts porque todos son grandes fanáticos, así que el novio decidió utilizar una camiseta del equipo para la ceremonia.

Familiares cercanos se dieron cita en la Unidad de Cuidados Intensivos para acompañar a la pareja en ese día tan importante.

Not the idea I had in mind for a wedding, but Jared and I got married! We received the news less than a month ago, that my dads cancer had came back. And it came back with a vengeance. The cancer had taken over his lungs, and he is not responding to chemo. Knowing we exhausted every hope, we planned a wedding in the ICU in less than 30 min. It was the most beautiful, bittersweet moment of my life. My dad got to see his baby girl get married, and it meant the world to me that he was able to see it. Shortly after the wedding, my dad wanted to stop the life support. He’s still with us, and if you could continue praying for my family, I would so greatly appreciate it. Special thanks to the nursing staff at St. Vincent ICU, and my friends and family for making this all possible.

Publiée par Shelby Schweikhart-Conville sur Jeudi 2 janvier 2020

Shelby y Jared han demostrado tener un gran corazón y han entendido perfectamente el sentido de la familia, así que estamos seguros de que están más que listos para formar una propia. Sólo esperamos que el padre de Shelby pueda acompañarlos algún tiempo más y sentirse orgulloso de la hija que ha criado.

Comparte esta tierna historia y envíale tus bendiciones a esta dulce familia que tanto lo necesita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!