Reclama que le impiden acercarse a su madre que lloraba desconsolada en el funeral

Lidiar con la partida de nuestros seres queridos nunca ha sido tarea sencilla, pero los días de pandemia y aislamiento social han hecho que todo se vuelva aún más difícil. Una familia se encontraba lidiando con la dolorosa partida de su padre cuando fueron bruscamente interrumpidos por un empleado del tanatorio (funeraria).

Todo sucedió en la ciudad de Milton Keynes en Inglaterra.

Craig Bicknell había perdido a su padre. Él y su hermano querían asegurarse de acompañar a su mamá después del tremendo impacto que había sufrido su familia. Una vez que lo cremaron, el tanatorio organizó una ceremonia para permitir que muchos se despidieran.

Debido a las medidas de protección durante la pandemia, las sillas estaba dispuestas de tal manera que todos debían guardar distancia. Sin embargo, cuando Craig vio a su madre llorar desconsoladamente, supo que debía hacer algo.

Según las regulaciones del Reino Unido, las sillas deben permanecer a dos metros de distancia.

El dedicado hijo acercó su silla para estar junto a su madre y brindarle un abrazo de apoyo. Su hermano y otros miembros de la familia imitaron su gesto pero todo fue interrumpido.

“Ya era un día devastador y lo hicieron aún peor”, dijo Craig.

Un empleado les llamó la atención e hizo señas con los brazos para recordarles que debían mantenerse aislados. A primera vista, las medidas suenan comprensivas pero Craig, su hermano y su madre venían cumpliendo la cuarentena juntos y hasta habían compartido un auto.

“Me puedo sentar en un restaurante y hasta en un bar. Puedo pasar días en casa de mi madre. Ir con ella en la limusina hasta el crematorio. Pero no puedo abrazarla en el funeral de mi padre”, se lamentó Craig.

La familia se encontraba con el corazón roto pero decidieron alzar la voz en contra de algo que les pareció demasiado injusto. Después de todo, ellos se habían asegurado de formar una burbuja juntos durante la pandemia y tenían derecho de acompañarse en estos momentos tan difíciles.

“Mi hija se asustó cuando nos llamaron la atención. Todos quedamos en shock. Los funerales no deben ser así; especialmente cuando en los bares hay más libertad”, dijo Craig.

El asunto llegó a redes sociales y muchas personas alzaron la voz para apoyar a la familia. El personal del tanatorio dijo que lamentaban la forma en que los empleados habían lidiado con la situación.

“¿Esta es la nueva normalidad? No hay espacio para la empatía”, se quejó un usuario en las redes.

Este año ha resultado inesperado y difícil para todos. Sin embargo, decir adiós de manera apropiada es algo que todos necesitan.

¿Qué opinas de este asunto tan delicado? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartirlo para crear conciencia sobre la difícil situación que muchos están viviendo al despedir a sus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!