«Es muy duro ver a tu hija así» – Pide respeto y empatía tras perder a su hija de 12 años

Desde los comienzos de la pandemia, muchos especialistas en el área de salud han advertido que el sector más vulnerable de la población está integrado las personas de la tercera edad. Sin embargo, esto no significa que los niños estén completamente libres de peligro.

El coronavirus ya ha cobrado la vida de más de un millón de personas en todo el mundo.

Las estadísticas muestran cifras menos alarmantes pero la partida de los más pequeños de la familia no dejan de ser una preocupante tragedia. La familia de Elizabeth McNew tomó todas las medidas preventivas posibles pero la joven sufrió demasiadas complicaciones tras contagiarse del virus.

Elizabeth apenas tenía 12 años cuando se enfermó.

La familia mantuvo la cuarentena en su hogar, la única persona que salía de casa era el padre de Elizabeth ya que necesitaba seguir trabajando. Cada vez que volvía a casa se desinfectaba por completo, dejaba su ropa en un lugar seguro y entraba de inmediato a la ducha.

La familia vive en Florida, Estados Unidos.

Elda McNew decidió que lo más seguro para su hija sería que se mantuvieran aislados de todos. Lamentablemente esto no fue suficiente.

El primero en mostrar síntomas fue el padre de Elizabeth, tenía una tos muy leve pero su prueba dio positivo. De inmediato, la joven comenzó a tener problemas para respirar y la ingresaron en el hospital.

“Era claro que lo de Elizabeth no eran simples alergias. Se acercó a mí y me dijo: ‘No puedo respirar bien’”, recordó Elda.

Su estado de salud había empeorado rápidamente y tuvo que permanecer hospitalizada. En todo momento, su madre se mantuvo a su lado y contó con el apoyo del equipo médico para mantenerse al tanto de la situación de su hija.

Elizabeth estuvo hospitalizada durante 10 días.

Los médicos realizaron una traqueotomía y le dieron medicinas para ayudarla a lidiar con el dolor. Pasó sus últimos días sin poder decir más que sí o no pero su madre le compartía todos los mensajes de amor de sus familiares y amigos.

“Necesitamos pensar más en quienes tenemos a nuestro alrededor. Un tapabocas puede salvar la vida de alguien”, dijo Elda.

A mediados de septiembre, Elizabeth perdió la vida. Su madre quiere dar a conocer su historia para recordar a todos la importancia de usar mascarilla en todo momento.

“Es difícil usar mascarilla, pero es peor hacer un funeral. Es peor ver a tu hija sin poder respirar”, dijo Elda.

Nos unimos a esta familia en medio de estos momentos tan dolorosos. Esperamos que el recuerdo de la amorosa Elizabeth perdure en la memoria de todos los que la conocieron. Cada uno de nosotros debe aportar su granito de arena para terminar con la pandemia lo más pronto posible.

Ayúdanos a difundir el importante mensaje de Elda. Ninguna madre debería pasar por este terrible dolor. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!