Inseparables quintillizos causan sensación tras graduarse de la Universidad todos a la vez

En la actualidad, gracias a los tramamientos de fertilidad, cada vez es más común escuchar de madres que dan a luz mellizos, o trillizos, y su felicidad se duplica y se triplica. Pero contados son los casos de que esos nacimientos se elevan a la quinta potencia, y entonces sí que la sorpresa es quíntuple, como quíntuple es la felicidad.

Tal es el caso de la familia Díaz, originarios de México, quienes emigraron a Estados Unidos y en el año de 1996, Enna y Jorge Díaz trajeron al mundo a CINCO hermosos quintillizos en la ciudad de Houston, Texas, en Estados Unidos. ¡Una verdadera alegría!

Enna y Jorge cuentan que cuando se enteraron que venían cinco en camino, una mezcla de sentimientos rondaban en su cabeza, sobre todo porque al no tener suficientes recursos no sabían cómo afrontarían tantos gastos. Pero sabían que cada bebé “viene con un pan bajo el brazo”.

De hecho, familiares y conocidos no podían salir de su asombro, y tras nacer, no habían salido del hospital todavía cuando les preguntaron:

¿Cómo van a hacer con la universidad?

A lo que Jorge siempre respondía: “¿Que qué voy a hacer?.. Primero pregúntame ¿qué voy a hacer mañana?¿Cómo los vamos a alimentar?”.

Fue en ese momento que Enna y Jorge asumieron que la prioridad era satisfacer sus necesidades inmediatas.

“Vivir el día a día fue nuestro lema de vida”, dice la madre.

Sin embargo, conforme pasó el tiempo se dieron cuenta que las necesidades eran muchas, pero que anhelaban firmemente dejarles la mejor herencia: una buena educación. Así que aprendieron a no tener miedo de pedir ayuda cuando más lo necesitaban.

VER TAMBIÉN:  Tras 35 años de búsqueda logró saber quién era su padre gracias al ADN hallado en un sobre

De ese modo y firmemente convencidos de que “querer es poder”, consiguieron lo que se propusieron y ahora, 21 años después, miran de frente orgullosos, retroceden con su pensamiento en el tiempo y se les llenan los ojos de lágrimas -de la emoción- al ver a sus cinco hijos con títulos universitarios, tal como lo habían soñado.

Enna, la primera quintilliza al nacer

“Nacieron quíntuples, vivieron quíntuples y se graduaron quíntuples”, señaló la orgullosa madre.

Y es que la meta cumplida ha sido un fenómeno en la ciudad de Houston y en la red, después de que se diera a conocer que los inseparables quintillizos Díaz se graduaron de la Universidad, todos en el mismo fin de semana. ¡Una hermosa locura!

Ellos son el orgullo de la familia Díaz: Enna, George, John, Emilio y María Díaz, en el orden según nacieron, con minutos de diferencia. Su siguiente meta: encontrar trabajo

Emilio Díaz quisiera ser locutor de radio

Tras años de esfuerzo de sus padres por sacarlos adelante, ahora son graduados universitarios, todos con diferentes títulos: Biología (Enna); Logística y Español (George); Finanzas y Mercados Internacionales (John); Comunicación Social (Emilio) y Diseño (María).

María Díaz, la última quintilliza en nacer

Los hermanos Díaz se graduaron todos de la UNT (Universidad del Norte de Texas) y sus padres tuvieron que hacer malabares para poder asistir a las distintas ceremonias de sus cinco hijos, pero finalmente lo lograron.

“Como padre lo mejor que le puedes ofrecer a tus hijos es la educación”, aseveró Jorge Díaz, de 55 años, quien para colmo celebra su cumpleaños el mismo día de su esposa.

“En una familia de ocho, celebramos solo tres fechas de cumpleaños”, acotó, ya que tienen otro hijo, aparte de los quintillizos.

VER TAMBIÉN:  A los 5 años un salto dejó paralizada la mitad de su cuerpo y no deja de luchar por su sueño

El sueldo de Jorge como vendedor en una empresa de comida no era suficiente para que sus hijos pudieran acceder a estudios superiores, así que cuando llegó la hora de que los cinco vayan a la Universidad, la familia se movilizó para pedir becas y ayuda financiera.

Y así, gracias a las becas que ofrecía la UNT y a las ayudas existentes para latinos residentes en los Estados Unidos, lograron convertirse en los primeros quintillizos en matricularse en la Universidad del Norte de Texas, en 2014.

Ahora, ellos no hacen más que agradecer a sus padres por el esfuerzo, y piensan cómo será su vida separados, después de que han permanecido tan unidos durante más de 20 años, uno al lado del otro.

Jonh Díaz con sus orgullosos padres el día de su graduación

“La pasamos muy bien todos juntos”, reflexionó John. “Obvio, no nos vamos a casar todos juntos…”. A su lado, George le interrumpió, bromeando: “¿Por qué no?”.

George Díaz, junto a sus padres

Una inspiradora historia, ¡de película! Esperamos que los hermanos Díaz lleguen muy lejos. Felicidades a los luchadores padres, que dan una lección a la humanidad de que cuando se quiere de verdad, todo se puede lograr. Compártelo con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!