Quema la mesa de su restaurante en la que se sentaban 2 clientes culpables de graves delitos

Jeffrey Epstein y Harvey Weinstein forman parte del círculo de dinero y poder que causaron grandes daños físicos y psicológicos a una gran cantidad de niñas menores de edad. Ambos recibieron acusaciones inquietantes, cargos federales.

En los últimos meses han estado en el centro de atención, aún más después que sus historias se hicieran públicas, por lo que muchas personas han manifestado su rechazado hacia estos hombres.

Harvey Weinstein (izquierda) y Jeffrey Epstein (derecha) fueron acusados de vulnerar los derechos de menores

Recientemente, el dueño del restaurante 75 Main, he decidido quemar dramáticamente una mesa frecuentada por Epstein y Weinstein.

El restaurante ha ganado prestigio tras incluir en su cocina influencias culinarias italianas, asiáticas y caribeñas desde hace más de 20 años, este ha sido visitado por grandes personalidades, artistas, y gente de mucho poder, entre ellos Jeffrey y Harvey quienes tenían una mesa favorita.

El restaurante está ubicado en 75 Main St. Southampton, NY 11969-Estados Unidos.

Zach Erdem, el dueño de 75 Main, decidió borrar por completo todo lo que recordaba a esta pareja de amigos que tanto daño hicieron a la sociedad.

Erdem afirma que los hombres visitaban el restaurante una o dos veces por semana siempre acompañados de tres o cuatro chicas. Al respecto comenta:

Tenían buenos zapatos, estaban en buena forma, pero parecían muy jóvenes. Sabía que algo no estaba bien. Al principio pensé que eran sus hijas, pero luego, con toda la bebida y la fiesta me di cuenta que no lo eran”.

Zach también recordó que cada vez que llegaban pedían que los atendieran en mesa de siempre, incluso si ya estaba ocupada por otros clientes.

Comentó una anécdota donde Epstein compró un cupo completo de $1.500 dólares por hacer que los ocupantes se fueran.

Erdem es un inmigrante turco que dejó su tierra natal en el 2002 y aterrizó en la ciudad de Nueva York.

Tras las fuertes acusaciones de los hombres, Erdem no podía dejar de pensar en dos hombres enfermos cada vez que veía la mesa por lo que se dispuso a deshacerse de ella de manera drástica.

Como Jeffrey Epstein solía sentarse en esta mesa, todo lo que podía pensar era que tenía que quemar esta mald**a mesa y asegurarme de que nada manchara mi restaurante”.

Para ello utilizó un hacha y un gran mazo para romperla, luego le roció combustible y le prendió fuego.

Las personas que presenciaron la escena lo apoyaban, incluso gritaban algunas consignas como: “¡Arde, Epstein, arde!”. Al finalizar Erdem comentó:

Se sintió tan bien en realidad. Ahora ya no tengo que pensar en estos tipos”.

También destacó que al quemar la mesa se deshizo de la “mala energía” de Epstein y Weinstein. Afortunadamente, ambos enfrentaron un proceso judicial.

Jeffrey Epstein se encontraba en espera de juicio cuando se suicidó en su celda según las autoridades Estadounidenses, mientras que Harvey Weinstein fue sentenciado a principios del 2020 a 23 años de prisión.

Nadie merece vivir condenado bajo las amenazas de seres inescrupulosos. No dude en pedir ayuda si se siente vulnerable o está pasando por alguna situación similar al que se vieron sumergidas tantas niñas. Nunca es tarde para pedir ayuda ni hacer justicia. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!