Publica una conmovedora carta sobre lo mucho que le afectó ver a su esposo convertirse en padre

Convertirse en padres es un largo camino lleno de dificultades. Por mucho que nos preparemos nos vamos a topar con todo tipo de sorpresas pero lo más importante es poder superar cualquier adversidad contando con el apoyo de nuestra familia.

Colleen Temple es una editora y escritora que ha decidido compartir su experiencia.

“Estoy muy feliz de que seas mi compañero. Sé que realmente amas ser un papá”.

Muchas madres deciden hablar sobre la dura experiencia que han tenido que pasar, pero Colleen decidió enfocarse en lo maravilloso que fue ver cómo su esposo también se fue convirtiendo en el padre de sus hijas.

“Ser padres no ha sido fácil, pero tu sabes encontrar la mayor felicidad en cada aspecto de la paternidad”.

Colleen se casó con Colin y actualmente son padres de tres niñas. Gracias a sus pequeñas se han convertido en un verdadero equipo y ya se encuentran preparados para cualquier dificultad que puedan tener que enfrentar en la vida.

En una amorosa carta pública, Colleen le agradeció a su esposo por el maravilloso recorrido que han hecho juntos.

“No hay nada mejor que ver a mis hijas crecer. Pero verte a ti ser el mejor papá del mundo es como la dulce cereza que va encima de todo”.

La dedicada escritora asegura que su proceso de convertirse en madre no hubiese sido lo mismo si no contara con el apoyo de su esposo. En muchas ocasiones han tenido que enfrentar tareas completamente diferentes con las chicas, pero saben que se han convertido en la mejor versión de sí mismos para que ellas cuenten con un hogar y que nunca les falte nada.

“Adoro ver cómo juegas con ellas. Resulta que eres el mejor bailarín y tienes unos graciosos pasos de baile que no te veía hacer desde la Universidad”.

Las niñas adoran saludar a su padre con muchísima energía cada vez que llegan del colegio. Los juegos no se hacen esperar y él las toma en un abrazo para luego hacerlas volar por los aires.

Luego da un divertido paseo por la casa con cada una de ellas montada sobre sus hombros y las hace sentir como las reinas del mundo.

Sus tres hijas se llaman Nat, Maggie y Lucy.

La pareja ha sabido aprovechar al máximo cada momento juntos. Los primeros recitales, los primeros días de clases, los juegos, las etapas en las que no dejan de preguntar un millón de cosas.

“Siempre sabes cómo responder sus “por qué” y juegas con ellas viendo las estrellas a través del telescopio”.

No hay duda de que estas dulces niñas cuentan con unos dedicados padres y podrán crecer en un ambiente lleno de felicidad y amor.

Esta bonitas palabras de Colleen para su esposo nos ayudan a recordar el gran rol que tienen los padres en el crecimiento de los pequeños. ¡Compártelas!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!