La lección de los empleados de un supermercado a un conductor que aparcó en un sitio indebido

Estacionarse puede ser un verdadero tormento para muchos conductores, especialmente si hablamos de hacerlo en ciudades bastante congestionadas. Sin embargo, esta circunstancia no debería de excusa para infringir la ley y que las personas decidan aparcar en el lugar que les plazca.

Por eso, la lección que han decidido darle los empleados de un centro comercial a un atrevido chófer ha desatado un sinfín de comentarios.

El caso fue dado a conocer gracias a Arnold Angelini, un habitante de Monte Carlo, Argentina, quien publicó las divertidas imágenes en las redes sociales

Al parecer, un conductor bastante cómodo que buscaba un sitio para dejar su auto, no encontró una solución más sencilla que dejarlo en un espacio prohibido.

Aunque ciertamente era un estacionamiento, se trataba del espacio destinado para los carritos del supermercado.

El cliente de la tienda Temperley en Buenos Aires, dejó su Peugeot 308 en el lugar mientras hacía sus compras y a algún empleado se le ocurrió darle una lección, apilando todos los carritos de supermercado alrededor del Peugeot que quedó literalmente atrapado entre ellos.

Las imágenes compartidas por Arnold delataron la curiosa ocurrencia en una publicación que se ha hecho viral, con más de 6.000 interacciones desde su publicación

“La verdad que hay que ser muy pelotudo para estacionar el auto en el sector ‘changos’. No puedes ser tan HDP y dejarlo donde quieres. Se nota que nadie respeta nada, menos un lugar indebido. Aplauso para los empleados que le dejaron encerrado el auto”, escribió el hombre al pie de la imagen.

Según comentó, la fotografía fue tomada por su pareja cuando llegó al estacionamiento alrededor de las seis de la tarde. El hombre iba al cine pero al bajarse del automóvil vieron la hilarante escena y no dudó en capturarla.

“Lo insólito es que realmente el auto estaba mal estacionado y los carritos los pusieron después. Estacionó donde quiso… A veces no hay lugar y tienes que buscar en otro lado, pero lo más loable es lo que hicieron los empleados: es su trabajo y están cansados de que les pase lo mismo”, afirmó Arnold.

Aunque el asunto ha despertado innumerables risas y burlas, también ha servido para concientizar a los chóferes para que sean más responsables y solidarios en el momento de estacionarse.

Hay quienes al no encontrar un lugar deciden utilizar el puesto designado para personas discapacitadas, lo cual es además ilegal.

Por eso aplaudimos a los empleados que seguramente le dieron una gran lección al atrevido individuo que decidió salir de forma cómoda del apuro. ¡Lástima! Que nadie registró la reacción del dueño del vehículo pero seguramente no la tuvo nada fácil al momento de querer salir. Si deseaba un lugar cómodo para estacionar, los empleados le brindaron tiempo extra de estacionamiento.

Comparte esta ocurrente noticia. No cabe dudas que en ocasiones las personas necesitan un llamado de atención poco común para ver si aprenden a respetar la ley.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!