Habla el hombre que entregó su currículo escrito a mano porque no tenía dinero para imprimirlo

Aunque la vida se pinte de la manera más adversa y difícil hay personas valientes que deciden salir adelante contra viento y marea.

Sin importar los obstáculos ni las limitaciones y uno de estos grandes ejemplos ha sido Carlos Duarte, un Cordobés decidido que ha inspirado a todos en las redes por su emotiva historia.

En julio del 2018, Carlos entró a un comercio con la esperanza de encontrar algún empleo. 

El lugar estaba abarrotado de gente así que esperó su turno hasta poder hablar con la empleada. Al explicarle su situación la mujer solicitó su hoja de vida pero su condición económica era tan precaria que no tenía dinero para imprimirla.

Sin embargo, este no fue obstáculo alguno para ir tras el motivo que lo había hecho entrar en la tienda, así que Carlos tomó un lapicero y una hoja de papel y comenzó a diseñar su propio currículo.

Al terminarlo el hombre lo entregó a la amable mujer, como ella lo había solicitado, y conmovida decidió compartir la anécdota y en currículo en su Facebook. La noticia se hizo viral, pues todos quedaron conmovidos con la determinación del hombre.

“Qué importa que no tenía para imprimir si lo que lo que quiere y lo que necesita es trabajar”, escribió en la publicación de Facebook la empleada del local, Eugenia López.

Gracias a la iniciativa de esta mujer, Carlos consiguió un empleo en  la fábrica de vidrio más grande de Argentina. Tras patear muchas calles con sus currículos artesanales en la mano, el hombre entró encontró empleo como operario y un año después ha logrado escalar de puesto.

“Avancé bastante. Aprendí un montonazo. Muchísimo. Pasé a cargar vidrios a la lavadora. Que es donde pasa el vidrio y después pegan el marco que antes salaba yo. Ya tengo Categoría 2“, contó Carlos.

Duarte cumple horarios rotativos en su empleo pero por lo general su faena empieza a las 4:30 am, cuando se despierta y alista antes de salir de casa. Después de esto debe tomar dos autobuses que lo hagan llegar puntual a su trabajo de las 6:00 am.

El cordobés de 21 años encontró un puesto estable pero además, gracias a su carisma y disposición para aprender ha escalado a un cargo mayor.

Ahora, es el orgullo de su familia y ha ayudado a inspirar a muchos, incluso a Eugenia a quien llama amistosamente “su salvadora viral”.

Carlos y la mujer que compartió su currículo en las redes se han hecho grandes amigos. El pasado 13 de marzo, Eugenia cumplió 40 años y el amistoso hombre la sorprendió con un ramo de flores para celebrar su vida.

“Quiero retribuirles a quienes me ayudaron. A Euge, la número uno”, explicó el cordobés.

Su historia también ha ayudado a inspirar a otros jóvenes que luchan por insertarse exitosamente en el terreno laboral.

“Se acercan a preguntarme cosas. Que cómo se me dio por hacer eso (escribir los currículos a mano). Que cómo me sentí cuando todo se viralizó. Que cómo estoy después de todo este tiempo y cómo podrían hacerlo ellos”, comentó Carlos.

Ahora, el carismático empleado tiene muchas metas por delante y la primera es adquirir su propia casa. Tras una dura historia familiar que prefirió no compartir, para este luchador lo primero es encontrar su estabilidad.

Su vida se ha pintado de colores, gracias a la intervención de Eugenia, su salvadora, y además desde hace tres meses inició una relación formal.

Carlos y Eugenia son el rostro bueno de la humanidad: perseverantes y solidarios. Por favor comparte este caso y haz posible que esta historia sirva de inspiración a todo aquel que está en una situación difícil.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!