Primera sentencia en España a una compañía por causar la electrocución de un ave imperial

Desde niños nos causa mucha curiosidad ver cómo las aves se posan sobre el cableado eléctrico sin electrocutarse; sin embargo, estos postes pueden lastimar a las aves si no se hace el mantenimiento necesario recubriendo los cables.

En las zonas del campo español existen muchos postes eléctricos obsoletos con cables desnudos, se les ha pedido a las empresas encargadas que respondan por el mantenimiento de los mismos, pero se niegan a realizarlas a menos de recibir dinero de las entidades públicas.

Debido al mal estado de estos postes, mueren muchísimas aves electrocutadas, alrededor de 33.000 aves de rapiña mueren cada año debido a estos postes obsoletos.

Recientemente y por primera vez en España una empresa de electricidad fue multada debido a la muerte de un ave en peligro de extinción.

Un águila imperial ibérica recibió una descarga eléctrica de parte de estos postes defectuosos en la zona del término municipal de La Herrera (Albacete), por lo que El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha sancionó a la empresa de electricidad Iberdrola Distribución Eléctrica por 100.000 euros.

A pesar de la terrible descarga eléctrica que recibió, el animal sobrevivió; sin embargo, lamentablemente quedó incapacitado y ya no puede volar, por lo que resulta imposible dejarlo en libertad, es por ello que el estado multó a esta empresa además con una sanción adicional de 43.000 euros, acto que es pionero en el país y que deja un precedente.

El animal recibirá una indemnización de 100.000 euros que serán pagados al estado debido al daño que recibió, esta sanción servirá como llamado de atención a Iberdrola para que se asegure de realizar el mantenimiento necesario a sus postes eléctricos.

VER TAMBIÉN:  La trágica muerte de Kyara, la última orca nacida en cautiverio en el parque SeaWorld

Lo más lamentable es que este animal se encuentra en peligro de extinción, hoy en día solo quedan 500 parejas ejemplares de la especie y que este espécimen resultara herido, repercute directamente en la reproducción de la misma.

Tras infinitos llamados de atención para que realizara mantenimiento a los postes obsoletos ubicados en los campos, al fin la empresa encargada de la electricidad es sancionada. Es muy triste que haya tenido que pasar esto después de haber fallecido tantas aves.

El País

“Es una sentencia que puede servir como advertencia para que las empresas asuman la responsabilidad del daño medioambiental que causan las electrocuciones”, dijo el abogado David de la Bodega, encargado del caso.

Afortunadamente, esta multa es el inicio de nuevas oportunidades para la fauna del país, pues con este fuerte llamado de atención, muchas empresas realizarán las actividades competentes para que ningún animal salga lastimado.

Comparte esta noticia con todos tus conocidos.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!