Presenta a su primera hija biológica respondiendo a quienes lo señalaron por no poder ser padre

Tener un hijo es el sueño de muchas personas, especialmente de aquellas que han pasado años intentando concebir un bebé y, por alguna razón, sencillamente no lo consiguen y se hunden en una profunda tristeza y frustración.

Enlaces patrocinados

Muchos hombres sufren discriminación por no poder ser padres

Esto es lo que vive un hombre originario de Gambia, identificado como el príncipe Bubacarr Aminata Sankanu, quien dio la bienvenida a su primer hijo biológico con su tercera esposa, después de dos matrimonios fallidos.

Sankanu sufría de «bajo recuento de espermatozoides». Por esa razón no dudó en acudir a Facebook, el pasado sábado 19 de diciembre, para compartir su inspiradora historia y alentar a los hombres en situaciones similares a no perder la esperanza.

Según él, su problema de fertilidad fue el efecto secundario de la medicación intensiva que tomó después de una enfermedad de tuberculosis que sufrió a principios de la década de los 2000. Pero gracias a un proceso de desintoxicación, además de adoptar un estilo de vida más saludable, pudo sanar su cuerpo.

“El tiempo de Dios es perfecto, ahora me convertí en padre biológico. Derroté los problemas de fertilidad masculina. No tener hijos en nuestra sociedad africana puede ser brutalmente traumatizante. Mi primer y segundo matrimonio fracasaron debido al retraso en la maternidad”, dijo Sankanu.

Enlaces patrocinados

Todos los malos momentos que Sankanu tuvo que pasar han quedado atrás. Junto a su esposa actual, Fatimah Sankanu Gerew, celebraron la llegada de su primera hija biológica, el viernes 4 de diciembre de 2020 en el prestigioso Hospital Vincenz Palloti, en Bergisch Gladbach-Bensberg, Alemania.

La pequeña recién nacida recibió el nombre de: Princesa Balaqesha Bubacarr Sankanu. Balaqesha es la variación local de Sarahulleh (Soninke), la Reina De Sheba o Bilkis en árabe. La gran ceremonia tradicional de nombramiento tendrá lugar en Sotuma Sere, Distrito de Jimara, URR, Gambia, en algún momento del 2021.

Es una hermosa niña

“A todos los hombres que comparten mi destino en reproducción retrasada, NO PIERDAN LA ESPERANZA. La sociedad estigmatizará y ridiculizará a uno como impotente. No pierdan la fe y mantengan un estado mental positivo.

Descubran la causa de los retrasos en la reproducción y busquen ayuda. He hecho mi parte para romper el tabú de la fertilidad masculina en nuestra sociedad, como una forma de inspirar a otros a no perder la confianza en sí mismos”, señaló el príncipe.

Es momento de dejar atrás todos los prejuicios que dañan tanto a hombres como mujeres. En lugar de señalar, hay que ayudar y apoyar a quienes pasan por malos momentos en su vida.

Enlaces patrocinados

No te vayas sin compartir esta inspiradora historia con todos tus amigos y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!