Por primera vez logran revivir un corazón muerto para trasplantarlo con éxito en un paciente

Por primera vez en la historia de Estados Unidos, se ha logrado revivir un corazón muerto. Cirujanos de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, extrajeron el órgano de un donante cuya sangre ya no circulaba para reanimarlo.

Emplearon un procedimiento innovador conocido como Donación después de muerte circulatoria (DCD), que consiste en irrigarlo con sangre, oxígeno y electrolitos.

El trasplante de DCD se realiza regularmente en Estados Unidos para órganos distintos del corazón, aunque los trasplantes de corazón DCD se han realizado en Europa y Australia.

“Este procedimiento tiene el potencial de expandir el grupo de donantes hasta en un 30 por ciento”, dijo Jacob Schroder, director quirúrgico del programa de trasplante de corazón de la Universidad de Duke, quien realizó el procedimiento durante este fin de semana.

“Aumentar la cantidad de corazones donados disminuiría el tiempo de espera y la cantidad de muertes que ocurren mientras la gente espera. Es importante realizar este ensayo clínico para determinar si esos resultados se cumplen. Estamos agradecidos por el coraje y la generosidad tanto de los donantes como de los receptores”, agregó.

Ahora el corazón puede ser trasplantado a un paciente que lo necesite.

“Cuando recibimos un corazón de un paciente fallecido para ser trasplantado en otra persona que lo necesita, normalmente viene de alguien que ha tenido muerte cerebral, lo que no supone que su corazón no funcione. De hecho, sigue latiendo. Es entonces cuando los cirujanos intervenimos, mantenemos frío al órgano y disponemos de horas para lograr trasplantarlo con éxito en otro paciente”, declara el doctor Juan Rivera, del Hospital de Miami, Florida.

Ahora, con esta revolucionaria tecnología, se está logrando lo mismo pero con un corazón que ya había dejado de latir.

Cirujanos en Carolina del Norte logran revivir un corazón muerto. #EdicionDigital

Publiée par Univision Noticias sur Mardi 3 décembre 2019

Solamente en Estados Unidos actualmente la lista de pacientes que esperan un trasplante de corazón alcanza los 100.000 y 20 personas diariamente pierden la vida esperándolo.

Mientras que España es el país líder mundial en trasplante de órganos, llegando a casi 400 los trasplantes de corazón, y a una tasa de tasa de 47,0 donantes por millón de población (p.m.p).

La nueva técnica salvaría la vida de muchos de los pacientes que todavía esperan un órgano, sin duda es un avance que está devolviendo la esperanza a miles de familias. Pero claramente, esto es apenas un proyecto piloto que se ha hecho exclusivamente en la Universidad de Duke. Ahora se espera que la técnica sea replicada en otras clínicas de Estados Unidos y con suerte, se repita en el mundo entero.

Frente a tal panorama, el doctor Rivera hace un pedido especial a la comunidad en general:

“Sean donantes. Si usted no es donante de órganos, pregúntese por qué. Lo necesitamos realmente”

Es alarmante que en Estados Unidos, menos de un 50% de la población es donante de órganos.

Es preciso que nos sensibilicemos de que existen miles de personas mendigando un órgano para salvar su vida, y otros muriendo sin que hayan dado el consentimiento para que dispongan de los suyos. Es un problema estructural que tiene la más fácil de las soluciones.

6 de cada 10 donantes en España son mujeres y el 55% de donantes tienen más de 60 años. Las cifras son alentadoras, pero todavía hay cientos de países que deberían replicar su modelo. Más aun con esta nueva técnica que en caso de que haya más corazones disponibles y recursos suficientes, el salvar vidas podría estar a la orden de día.

Comparte esta noticia para que más personas se sensibilicen en la necesidad de ser donantes de órganos y que esta técnica se difunda para que sea replicada en el mundo entero.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!