Joel Osteen, pastor evangelista, recibió duras críticas por cerrar su iglesia tras el huracán Harvey

Las consecuencias del huracán Harvey han sido devastadoras, muchos lugares han sido utilizados como refugio para resguardar a las familias damnificadas ante el paso de la tormenta.
El pastor dirige la iglesia desde el año 1999 tras la muerte de su padre que la fundó en 1959, incrementando el número de fieles.

Recientemente, el millonario pastor evangelista Joel Osteen fue juzgado por cerrar las puertas de su iglesia. Las redes sociales estallaron con comentarios negativos contra él alegando que su actitud era poco solidaria con la tragedia que estaban sufriendo miles de familias.

Todo comenzó cuando el pastor escribió en su perfil de Facebook que la Iglesia Lakewood en Houston no estaba disponible a causa de las graves inundaciones, después ofreció una lista de refugios en la ciudad.

En su mensaje dejaba implícito que el templo no estaría abierto para las personas que acudieran a buscar ayuda.

Los usuarios de las redes sociales publicaron imágenes de las afueras de la iglesia, cuyas instalaciones tienen capacidad para 16.800 personas donde se apreciaba que no estaba inundado.
Pero uno de los miembros de la congregación publicó una foto donde sí se veían inundados los espacios del sótano de la iglesia.

Ante esta reacción, los usuarios replicaron diciendo que las fotos son de un estacionamiento subterráneo y que el resto de la edificación está elevada del suelo.

Para disipar las dudas, una persona realizó una transmisión en vivo demostrando que la iglesia no había sido afectada por las inundaciones.
Mientras que algunos, compartieron imágenes de la residencia del pastor que está valorada en 10 millones de dólares.

VER TAMBIÉN:  "El hombre árbol", el entrenador personal que está enloqueciendo las redes

El pastor recibió mucha presión a través de las redes sociales, y se vio obligado a pronunciarse ante el hecho que lo llevó a las portadas de muchos medios de comunicación alrededor del mundo con un titular que lo acusaba de negarse a ayudar a los damnificados a través de su iglesia.

Joel alegó que nunca se cerraron las puertas y que la iglesia está funcionando como un centro de acopio para víveres.
Escribió en su perfil de Twitter: “Las puertas de Lakewood están abiertas y recibiremos a quien necesite refugio”.

En la iglesia que el pastor dirige se congregan cada semana por lo menos 52.000 personas, y las transmisiones televisivas de la predicación del pastor alcanzan a 200 millones de hogares en diversas regiones de Estados Unidos.

CNN

Finalmente, la iglesia abrió sus puertas para refugiar a parte de las nueve mil familias que están afectadas.

¿Qué te parece? ¡Comparte esta noticia! Enviamos un mensaje de solidaridad y apoyo a todas las víctimas.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!