Gerard Piqué viaja con sus hijos a Londres para arruinarle las vacaciones a Shakira

La separación de Shakira y Gerard Piqué sigue copando los titulares de la prensa y las redes sociales.

Tras la cadena de escándalos por la infidelidad del futbolista y su nueva vida desenfrenada, ambos habrían llegado a un insólito acuerdo exigido por la cantante, pero que el deportista parece haber hecho caso omiso. Especialmente con lo relacionado a mostrarse públicamente con nuevas parejas, al menos mientras duran los trámites de la separación.

Ahora, la dura batalla legal por la custodia de los pequeños Milan y Sasha, de 9 y 7 años, comienza a convertirse en un punto álgido entre la ex pareja, ambos cuentan con sus propios abogados y ninguno piensa dar su brazo a torcer.

Shakira ya no tiene un solo motivo para quedarse en Barcelona, dado que no tiene amistades, y las relaciones con su ex familia política son ya inexistentes.

Su plan apenas terminara el año escolar era llevarse a sus hijos a vivir con ella en su mansión de Miami. Algo que parecía lógico, puesto que lo más prudente es que los niños crezcan bajo la protección de su madre.

Pero, no contaba con que Piqué, valiéndose de sus abogados, se empeñaría en oponerse a «tal locura». Ya que él considera que como padre, tiene los mismos derechos, y la vida entera de los niños está en Barcelona, por lo que pretende llegar hasta el final para conseguir su custodia.

Así las cosas, en un arranque de capricho y quizás para darle a Shakira donde más le duele, el futbolista decidió emprender un viaje relámpago con sus hijos a Londres. Así les daría tiempo a sus abogados y evitaría que su ex se saliera con la suya. Sobre todo después de que recientemente Shakira le prohibiera a Piqué la entrada a su casa.

Piqué se «escapó» con los niños con la excusa de ver entrenar a Rafa Nadal para el torneo de Wimbledon

Piqué

Shakira pretendía en un inicio solo llevarse a sus hijos de vacaciones, al menos por un tiempo, para mantenerlos lejos de la prensa y de todo el escándalo en torno a la infidelidad de su ex pareja.

Pero Piqué, temeroso de que la cantante se quedara en Estados Unidos para siempre, se ha metido de lleno en una tremenda disputa legal sin cuartel, oponiéndose rotundamente a que se lleve a sus hijos «ni a la esquina».

Sin embargo, el defensa del Barcelona, sí que se ha permitido viajar este sábado con los pequeños al Reino Unido.

Aunque normalmente viaja en avión privado, esta vez lo ha hecho en una aerolínea comercial, posiblemente para aparentar normalidad, y enviarle un claro mensaje a Shakira y al mundo, de que lo puede hacer muy bien como padre.

Piqué ha decidido compartir con sus hijos una de sus grandes pasiones: el tennis. Y ya que el torneo de Wimbledon tendrá lugar en los próximos días, han acudido para ver jugar a Rafa Nadal, en el «All England Lawn Tennis and Croquet Club».

Gerard Piqué con Rafa Nadal

Por ahora, Piqué se estaba encargando de llevar a los niños a la escuela, y ya ahora que están de vacaciones, pasa un fin de semana alternado con ellos.

Mientras que los abuelos paternos de los niños, que antes disfrutaban de los pequeños a todas horas, con solo pasar de una casa a otra, ahora solo los pueden ver cuando les corresponde estar con su padre.

La decisión de Piqué de llevarse a los niños ha desatado una ola de reacciones en las redes.

«¡Qué tal!, ella sí cuidando de los niños y respetando los acuerdos, y él haciendo lo que le da la gana, ahora sí fijo querrá la custodia», dijo un usuario.

«Los hijos son de los dos, deberían llegar a un acuerdo de custodia compartida, los niños necesitan de ambos, ellos pasan a ser ex pareja pero nunca serán ex padres, así que es mejor que lleguen a un acuerdo por el bien de los pequeños», dijo otra persona.

Déjanos saber qué opinas del viaje «express» de Gerard Piqué, ¿crees que está usando a sus hijos para vengarse de su ex?