Pierde su vuelo y desata su furia desproporcionada contra los empleados de la aerolínea

Esta vida acelerada que vivimos hoy en día nos tiene corriendo de un lugar a otro, a veces con un humor terrible, fuera de sí y a la defensiva cuando no tenemos lo que deseamos en el más corto tiempo posible.

Pero todos en algún punto debemos recordar que no vale la pena pasarse los días peleando con todo el que se presente en nuestro camino, a veces hay que fluir con lo que nos pasa, tomarlo como una oportunidad para respirar y bajar las revoluciones de la cotidianidad.

Alguien debió dar un consejo así a la mujer de esta historia que no pudo contener su rabia tras perder un vuelo de Medellín a Bogotá, en Colombia. Su reacción lamentablemente no escapa del comportamiento típico de algunas personas en las grandes ciudades, pero en esta oportunidad internautas de todo el mundo parecen coincidir en que su respuesta ha sido exagerada.

No solo comenzó a insultar al trabajador que la atendía, quien durante todo este proceso estuvo filmando con su teléfono móvil la indeseable escena, sino que además destruyó los ordenadores que se encontraban en el módulo de la aerolínea Viva Air, que es la compañía con la que debía viajar.

La verdad es que la mujer había llegado tarde para tomar su vuelo, y los empleados de la aerolínea no pudieron solucionarle este problema. Su itinerario indicaba que debía presentarse a las 11:40 am y ella llegó al sitio a las 12:10 del mediodía.

Todos sabemos que la puntualidad en un aeropuerto es crucial, pero esto no le importó a la violenta mujer que esperaba se le solucionara su inconveniente contra viento y marea.

“Confirmamos que no hubo lesiones físicas en ninguno de nuestros agentes, pero sí a nuestros equipos de cómputo, tal y como se reportó en la denuncia a la Policía”, explicó la aerolínea Viva Air, que debió presentar cargos en contra de la clienta.

Ahora, el caso ha sido transferido a la fiscalía que hará la investigación para proceder con la denuncia. Quien primero atendió el llamado fue la policía nacional, ellos pudieron reconocer un elemento crucial y posible disparador de la actitud violenta.

“La Policía Nacional procedió a capturarla por el delito de daño en bien ajeno. Al parecer, la ciudadana se encontraba bajo los efectos del alcohol”, señaló el oficial encargado.

La iracunda pasajera tenía un poco más que rabia en sus venas

Independientemente de su estado de ebriedad, es importante llamar la atención sobre estas actitudes de algunos ciudadanos, que a pesar de mostrarse enajenados y a la defensiva esperan salir ilesos de situaciones tan deplorables como esta.

La violencia es la primera respuesta de muchos ahora, aunque el alcohol ha sido un disparador en esta oportunidad debemos reconocer que las rabietas ocurren diariamente con o sin el consumo de este.

Comparte con amigos y familiares, que este sea un llamado de atención para todos, andemos con cuidado, no depositemos la rabia en los demás, seamos personas pacíficas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!