Pierde la vida sin enterarse que su padre también falleció en el hospital

Uno de los peores sentimientos que se pueden experimentar es la repentina pérdida de un ser querido, sobre todo cuando se trata de alguien tan cercano como un padre con el que se ha crecido y se han compartido miles de momentos felices.

Tristemente, a raíz del coronavirus, muchas familias han tenido que enfrentarse a perder a sus seres queridos, incluyendo padres e hijos. Esto fue lo que sucedió a Adalto y Renata Satim, un padre y una hija de origen brasileño que perdieron la vida debido a la enfermedad.

Adalto tenía 52 años cuando fue diagnosticado con coronavirus y tuvo que ser ingresado de emergencia en el Hospital de su región durante 6 días. Mientras que, Renata, de solo 21 años de edad, también contrajo la enfermedad y fue hospitalizada.

Adalto falleció el pasado 3 de marzo

A diferencia de su padre, Renata permaneció en el hospital durante 25 largos días. Desde el 04 de marzo, su organismo luchó fuertemente contra el coronavirus, intentando recuperarse. Sin embargo, tras la intensa batalla, la joven perdió la vida a finales de marzo.

La familia quedó devastada tras la partida inesperada de Adalto y Renata, especialmente porque ninguno de los dos tenía padecimientos o enfermedades previas que les hicieran más susceptibles a contraer el coronavirus.

Renata era una brillante estudiante

La enfermedad y fallecimiento de ambos sucedió tan de prisa que Renata jamás pudo enterarse de que su padre no había resistido.

«Uno no sabía de la muerte del otro, no había manera, lamentablemente. No tenían otras enfermedades, estaban sanos. Es muy triste, parece mentira», dijo el hermano de Renata.

Tanto Renata como su padre se consideraban y eran apreciados por su entorno como personas saludables. Sus seres queridos dieron a conocer su fallecimiento en las redes sociales y el acontecimiento rápidamente se hizo viral, tocando los corazones de miles de internautas.

Ahora, en la memoria de todas las personas que compartieron en vida con Renata y su padre solo quedan los recuerdos de los momentos especiales y de su peculiar forma de ser.

«No puedo creer que te hayas ido, amiga. Tan hermosa, siempre sonriendo y contagiando a todos con tu alegría. Te extrañaremos», escribió una amiga de Renata en Internet.

La institución en la que Renata estudiaba Estética y Cosmética, también se solidarizó con el pesar de la familia y emitió un comunicado en el que expresaba de forma pública sus más sinceras condolencias.

“Con pesar y gran tristeza, lamentamos el fallecimiento de la alumna del curso de Estética y Cosmética, Renata Satim, víctima del COVID-19. Nuestros más profundos sentimientos de condolencia a familiares y amigos”, declaró la escuela.

Hoy más que nunca es necesario apreciar cada instante que podemos pasar al lado de la familia, dejando atrás cualquier enojo y resentimiento para centrarnos en crear vivencias inolvidables.

Aprovecha cada momento para disfrutar con tu familia y no bajes la guardia ante el coronavirus. Comparte.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!