Pierde la vida para salvar la de 2 niños que serían atropellados frente a su escuela

Los héroes sin capa surgen en el momento que menos lo esperamos, arriesgando su vida para salvar la de alguien más desinteresadamente, haciéndonos recobrar la fe en la humanidad.

Como hizo un noble guardia de cruce escolar de 88 años que perdió la vida al rescatar a dos niños pequeños que estaban a punto de ser arrollados por un automovilista.

Bob Nill, o simplemente el señor Bob para los niños que cuidaba, perdió la vida mientras patrullaba fuera de la escuela católica Christ the King en Kansas City.

Había retenido a dos niños pequeños cuando estaban a punto de cruzar la calle y, de la nada, se percató de que un automóvil iba a toda velocidad hacia ellos.

El imprudente conductor no vio la señal de advertencia roja de Nill, ni las luces amarillas intermitentes de la escuela, avanzó hacia el cariñoso anciano quien pereció inmediatamente después de la gran colisión.

Al ver el cuerpo sin vida de tan noble persona, los dos niños corrieron hacia la escuela llorando. El director de la escuela salió para encontrarse con la trágica escena y el cruce fue retomado por los socorristas que llegaron al lugar para evitar más accidentes.

Tras su inesperada partida, Nill ha sido aclamado como un héroe por la comunidad local, que ahora está de luto por su muerte.

El alcalde de la ciudad, David Alvey, agradeció a Bob en nombre de los residentes por su sacrificio desinteresado para proteger a los niños. También la escuela emitió una declaración a los padres, haciéndoles saber que el señor Nill perdió la vida como un héroe.

El conductor que golpeó y acabó con la vida de Nill se detuvo en la escena, los informes dicen que no estaba intoxicado por alguna sustancia extraña y que lo más probable es que simplemente se hubiera distraído en el camino.

El imprudente conductor también fue trasladado al hospital con lesiones y la investigación continúa en curso. Pero nada podrá devolver la vida del heroico ex entrenador deportivo, quien al perder a su esposa poco tiempo atrás encontró en su trabajo un propósito para seguir adelante.

“Era la persona más linda del mundo. Su trabajo le permitió pasar tiempo con los niños. Papá amaba a los niños”, dijo el hijo del señor Bob, Bart.

Siempre se debe tener sumo cuidado cuando se está conduciendo un vehículo, no hay nada más importante que la vida de los demás conductores, transeúntes, o trabajadores. Un simple descuido puede ser fatal, terminando con los sueños e ilusiones de personas inocentes y dejando un vacío imposible de llenar.

Esta trágica noticia ha servido como advertencia para muchas personas que se han conmovido con la pérdida de tan noble ser humano. Compartamos un mensaje de solidaridad con sus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!