Pide ayuda en las redes mientras recorre más de 8 mil kilómetros en bicicleta

En medio de una crisis económica, social y de salud, la realidad golpea de distintas maneras en varias partes del mundo. No podemos negar que en medio de este confinamiento social no todos los países estaban preparados y que mucho antes de la pandemia algunas zonas estaban completamente olvidadas.

Por ello, un joven decidió tomar su bicicleta y pedalear tanto como puede para recaudar fondos y concienciar sobre la crisis humanitaria en Yemen.

El joven asumió el reto porque le encanta explorar.

La principal ruta era llegar a Pee Pee Creek, un pequeño poblado en el condado de Pike, Ohio-Estados Unidos.

El entusiasta aventurero Rubén López, de 23 años, decidió recorrer más de 4 mil kilómetros a través de América del Norte, comenzado su travesía  en Poo Poo Point y terminando en Pee Pee Creek.

Su principal objetivo es ayudar a una de las peores crisis humanitarias del mundo.

El viaje en bicicleta de más 36 días lo llevó a conocer dos de los lugares más rudos de Estados Unidos, López emprendió su viajé sobre dos ruedas para recaudar dinero y concienciar sobre la crisis humanitaria de Yemen que siente que no está recibiendo la atención suficiente en este momento.

Al principio, se propuso recaudar 5.000 dólares, pero actualmente ha superado su objetivo y ha logrado recaudar 10.406 dólares para la Fundación Yemen Relief and Reconstruction.

Tenía un plan y una meta, pero desconocía que lo lograría.

López, quien es un músico profesional, comenta que su viaje aún no ha terminado, después de haber llegado a Pee Pee Creek, continuará con su viaje hacia Pee Pee Island, una pequeña isla ubicada en Terranova y Labrador, Canadá. Al respecto comenta:

“Nunca antes había estado en el noroeste, así que todo era nuevo para mí. Pero soy un tipo de persona que simplemente se levanta y lo hace. Así que obtuve un boleto de avión, empaqué mi bicicleta y me puse en camino sin saber nada al respecto”.

López estará compartiendo su travesía a través de Twitter e Instagram. En su cuenta de Instagram insta a todos a donar y compartir el enlace de la fundación.

POR FAVOR COMPARTE ESTO. Actualmente estoy en bicicleta manejando 8.046 kilómetros para crear conciencia sobre la crisis de Yemen. Cada kilómetro que hago en bicicleta se cumple con una meta de 1 dólar.

Cada dólar se destinará a uno de los grupos más confiables de Yemen: la fundación Yemen Relief and Reconstruction. Enlace en la Bio.

¿Tiene problemas para donar? En el enlace hay una carta escrita previamente que puede enviar a su representante estatal/senador (que también se encuentra en el enlace) exigiendo el restablecimiento de la ayuda a Yemen después de que el Programa Mundial de Alimentos YUSAID retiraran los fondos debido al COVID-19.

Como una de las crisis humanitarias más importantes del mundo y de la que menos se habla, lo mínimo que les pido es que compartan el enlace, está en la publicación y visiten yemenfoundation.org”.

View this post on Instagram

PLEASE SHARE THIS. I’m currently cycling 5000 miles to bring awareness to the crises in Yemen. Every mile I cycle is met with a 1 dollar goal. Every dollar will be going to one of the most trusted groups in Yemen: the Yemen Relief and Reconstruction foundation. LINK IN BIO. Having trouble donating? In the link is a prewritten letter that you can send to your state rep/senator(also found in the link) demanding the reinstatement of aid to Yemen after the World Food Program AND USAID pulled funding due to Covid-19. As one of the most important humanitarian crisi in the world and being the least talked about, the very least I ask is that you share the link, this post, and visit yemenfoundation.org

A post shared by Ruben Lopez (@rubydrummr) on

López, quien no tiene experiencia con el ciclismo, decidió aventurarse por una buena causa.

Si bien ha tenido altibajos extremos en el viaje, los han enfrentado y superado tras encontrar equilibrio en sus emociones.

Con su carpa y bicicleta en manos ha pasado noches en los lugares más inhóspitos.

Durante este gran viaje, él ha disfrutado tener plena libertad y poder hallar paz en medio de la soledad y el silencio.

Al respecto comenta:

“He tenido momentos en los que lloro de pura felicidad. Es tan liberador. Me encanta poder alejarme del mundo un poco y estar solo. Paso mucho tiempo conmigo mismo. He aprendido qué es lo que me hace llorar, enfadar, qué me hace feliz., cómo trato con esas emociones. Me he conectado tanto conmigo mismo y cada vez que lo reconozco, vuelvo a llorar”.

Si deseas colaborar con su campaña puedes hacerlo a través de GoFundMe. Recuerda que en tiempo de crisis los héroes no tienen capa y solo los humildes de buen corazón hacen el verdadero cambio.

Los tiempos difíciles nunca duran pero las buenas acciones sí. Comparte esta historia y enviémosle todo nuestro apoyo a un joven que en medio del caos solo quiere ayudar a los más vulnerables.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!