Una capitana es condenada a 20 años de prisión por salvar a personas en peligro en el mar

Pia Klemp es una joven alemana de 36 años quien además es bióloga y capitana de barco. Actualmente está enfrentando problemas con la justicia italiana, por defender sus ideales de prestar ayuda a seres indefensos en alta mar que ponen en peligro su vida.

Klemp ha sido una ferviente activista de los derechos humanos en Europa y durante mucho tiempo se ha dedicado junto a su tripulación a salvar vidas en el mar Mediterráneo, causa por la que ahora se encuentra en peligro de perder su libertad y tener que responder a multas muy elevadas.


El caso remonta a las primeras investigaciones que se le hicieron en el año 2016, pero fue en agosto de 2017 que las autoridades de Italia confiscaron su nave, de nombre Luventa, comandada por ella misma en el lago Lampedusa.

De hecho, en el año 2018 el procurador de Termini Imerese, Ambrogio Cartosio, corroboró que la retención se había intentado varias veces, pero siempre se postergaba.

Lo que quieren determinar es si Pía Klemp ha colaborado con los contrabandistas libios para rescatar a los migrantes a quienes les salvó la vida en su barco, de ser así la joven mujer pasará a ser considerada cómplice de inmigración clandestina, con las consecuencias legales que ello acarrea.


Ella y su tripulación serán juzgados ante la justicia italiana. Pero Pía está decidida a ir a Estraburgo en Francia, para llevar su caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, si es necesario.

“Estamos ante un juicio que se ha convertido en un espectáculo de un año de duración. No merezco una condena, y si tenemos que ir a Estrasburgo, iremos”, afirmó la enérgica capitana.


La bióloga no solo responsabiliza al gobierno de Italia por lo que le está ocurriendo, sino que no puede creer que salvar vidas necesitadas sea considerado en Europa como un delito.

“Me niego a creer que vivimos en una Europa en la que tienes que ir a la cárcel por salvar vidas”, dijo la joven.


La situación de Pia Klemp se viralizó en las redes sociales lo que ha permitido que muchas personas hayan salido en su defensa. Se cuentan más de 94.000 firmas en Change.org donde se solicita a Italia que dejen los procedimientos penales en contra de Klemp y su tripulación.

Hay otros casos similares al de Pia, en 2015 la española Helena Maleno quien es defensora de Derechos Humanos, además de periodista, fue acusada por avisar a la Marina Marroquí sobre una embarcación que tenía problemas en el Estrecho de Gibraltar. Estuvo cerca de la cadena perpetua, pero hace tres años el Tribunal archivó la causa.


Asimismo, a Domenico Lucano quien fue alcalde de Riace se le comenzará un juicio en su contra por su participación en la acogida de refugiados, tráfico ilegal de personas y uso irregular de fondos públicos para la asistencia del refugiado.


Esperemos que las cosas sean favorables para esta arriesgada capitana y todas las otras personas que solo buscan hacer un mundo mejor, y pueda quedar libre de problemas con la justicia.

Comparte esta polémica historia con todos tus amigos y no dejemos de ayudar a quien más lo necesita, todos somos humanos sin importar en qué parte del mundo nos encontremos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!