Unos bomberos talan un árbol y no paran de reír por la valiosa ayuda de un imprevisto voluntario

En las estaciones de bomberos generalmente cuentan con la ayuda de nuestros amigos de cuatro patas para diferentes funciones: Mejorar el ánimo en el equipo, liberar el estrés del trabajo, y también entran en acción para rescates en estructuras colapsadas.

Sin embargo, el cuerpo de bomberos de Harderwijk, Países Bajos, fue sorprendido en uno de sus trabajos por un voluntario inesperado. Esta vez, los bomberos estaban en una misión sencilla. Antes de que la temporada de tormenta llegara a la ciudad, talarían aquellos árboles que estuvieran en peligro de ser arrancados por los fuertes vientos, evitando un problema mayor.

Los bomberos talaban desde la base los árboles con una sierra mecánica, y el resto del equipo tiraba de una soga hasta que el árbol cayera al suelo.

Varios vecinos de la localidad estaban presenciando la caída del árbol y muchos presentes grababan la escena, cuando de repente todos empezaron a reírse. Los bomberos no entendían muy bien qué estaba pasando cuando se giraron y notaron la presencia de alguien muy adorable.

Un perro de la zona era paseado por su dueño y cuando vio a los bomberos tirar de la soga, pensó que estos necesitarían ayuda. El can no dudó en acercarse y con sus fuertes dientes tomar la soga y halar junto con los bomberos.

El perro aún seguía sostenido por su dueño, pero nada se imponía entre sus ganas de ayudar.

La escena es realmente adorable, lo que provocó la risa de todos los presentes por la valiosa ayuda que el perro le daba al equipo. Para la fortuna del bondadoso perro, la operación fue todo un éxito.

VER TAMBIÉN:  3 niños se convirtieron en héroes de un hombre que estaba a punto de suicidarse

El árbol cayó gracias a la ayuda del perro, pero él no quería dejar de ayudar, porque aunque el árbol ya estaba en el suelo, el can seguía tirando de la soga. Todo el equipo de bomberos de la ciudad se acercó al árbol y lo cortaron en pedazos más pequeños para poder trasladarlo.

Afortunadamente, nadie resultó herido en la misión. El perro voluntario regresó a casa, al igual que el resto de los vecinos que presenciaron la escena.

Siempre los animales nos dejan lecciones muy importantes, como nunca dejar de ofrecer nuestra mano amiga para ayudar a alguien más. Sin importar la situación, cada aporte contará.

Este es el tierno momento en que el adorable perro decide prestar su incondicional ayuda a los bomberos

De seguro los bomberos están muy agradecidos por la pata amiga. ¡Comparte esta tierna ayuda canina con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!