La policía, los bomberos y los vecinos acuden al llamado de los nietos de un anciano de 100 años

Los abuelitos son sin duda, esos seres únicos e incondicionales que están en nuestra vida para hacerla más amena.

Por ello, quienes tienen una persona de edad avanzada en su casa hacen lo posible para que sus días estén colmados de infinita tranquilidad y alegría. Aún más si esa persona ya tiene un siglo de vida.

El protagonista de esta historia vive en Toms River, Nueva Jersey.

Peter Zagara, es una de esas personas que ha vivido mucho y agradece infinitamente que sus días transcurran con total armonía gracias al amor de sus hijos y familiares cercanos.

Recientemente, Peter cumplió cien años, por lo que sus hijos tenían en mente realizarle una fiesta para homenajearlo por tantos años de entrega y dedicación, pero debido a la cuarentena causada por el COVID-19 todos los planes se suspendieron.

Es conocido cariñosamente como “Pop”.

Sin embargo, uno de sus nietos JP Franovic, junto a su esposa, Theresa Bufano, no querían pasar desapercibido una fecha tan especial y decidieron darle una pequeña sorpresa donde colaboraron vecinos y el departamento local de policía y bomberos.

Centenares de carros con familias de toda la comunidad se sumaron a la celebración.

Bufano y Franovic llamaron a sus seres queridos y a los distintos departamentos de servicio local para preguntarles si estarían dispuestos a participar en un desfile de cumpleaños.

Peter en compañía de sus nietos Stefanie y Fravonic.

Sorprendentemente, muchas personas se sumaron y desfilaron frente a la casa del dulce Peter emocionándolo tanto que las lágrimas fueron inevitables. Una flota de autobús pasó mientras Frank Sinatra y Dean Martin sonaban de fondo.

Franovic compartió el emotivo vídeo en su cuenta de Instagram, en poco tiempo logró miles de reproducciones.

Peter estaba muy emocionado, un par de lágrimas de felicidad se hicieron presentes.

Peter en un abuelito que se ha ganado el respeto y la admiración de todos sus familiares y vecinos. Su vida ha estado rodeada de aventuras, retos pero sobre todo de aprendizajes.

Nació en Sicilia y participó en la Segunda Guerra Mundial por Italia, fue prisionero de guerra durante cinco años en Inglaterra.

Entre aplausos, música y mucho amor Peter celebró con entusiasmo su cumpleaños.

Tras su liberación encontró el amor con Grace, con quien tuvo dos hijos, ella murió hace años.

Se volvió a casar con Luda, ella lo ha acompañado durante estos largos años de vida. Franovic comenta:

Creo firmemente que no habría llegado a 100 si no fuera por ella y el vínculo que tienen”.

Hoy Peter tienen 100 y muchas anécdotas que contar, su sorpresa de cumpleaños se suma a esa lista de recuerdos que agitan el corazón y perduran en el alma.

Siempre hay motivos para celebrar, y que mejor manera que honrando a quienes nos llenan con su infinito amor. Este gesto de amor y solidaridad merece llegar a cada rincón del mundo. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!