Pequeño de 6 años cantando a su hermanito con Síndrome de Down hace llorar a las redes

Rayce es un niño de 6 años de edad para quien el amor no entiende de diferencias ni de condiciones.

Rayce sostiendo a su hermanito recién nacido, Tripp

De hecho, en su hogar de Cabot, Arkansas, el único lenguaje que se habla es el del corazón y un video compartido recientemente por su madre, Nicolle Powell, es la muestra más palpable de la ternura que desprende.

Nicole es madre de 5 hermosos pequeños, y su último bebé nació con el «Cromosoma extra del amor»

Nicole contó que inicialmente grabó a su pequeño junto al chiquitín Tripp porque le pareció tan adorable lo que estaba presenciando que decidió enviárselo a su marido.

Pero después se animó a publicarlo en las redes, sin imaginar la resonancia que tendría tanta inocencia en el mundo entero.

Rayce sostenía en brazos al pequeño con Síndrome de Down mientras le cantaba una canción

«Lo esencial es invisible a los ojos», es una frase muy conocida del libro El Principito. Y cuánta razón tiene. Y es que a los adultos cuánta falta nos hace en ocasiones mirar como lo hacen los niños, con esa dulzura y esa transparencia que sólo ellos lo saben hacer.

El pequeño Rayce está dando la mejor de las lecciones con el video que ha enternecido a las redes y que al momento acumula más de 3 millones de reproducciones y ha sido compartida más de 50.000 veces.

This is how Rayce bonds with Tripp. He sings to him all the time. He swear this song is about him and his brother. He’s singing, “I’d spend 10,000 hours, and 10,000 more if that’s what it takes to learn that sweet heart of yours. I might never get there but I’m going to try if it’s 10,000 hours or the rest of my life, I’m going to love you.” Love doesn’t count chromosomes, or as Rayce says, “Aren’t we all different?”🥰💙💛#DownSyndrome #NothingDownAboutIt #Brotherlylove #ProudMomma

Publiée par Nicole Powell sur Lundi 30 décembre 2019

«Así es como Rayce se une con Tripp. Él le canta todo el tiempo. Jura que esta canción es sobre él y su hermano. Él está cantando: Pasaría 10.000 horas y otras 10.000 más si eso me llevara a aprender sobre ese dulce corazón tuyo. Puede que nunca llegue allí, pero lo intentaré, ya sean 10.000 horas o el resto de mi vida, te amaré», escribió Nicole junto al video.

Es el fragmento de la canción ‘10.000 horas’ de Justin Bieber y Dan+Shay

«El amor no cuenta los cromosomas, o como Rayce dice: ¿No somos todos diferentes?», concluye su madre.

Las imágenes hablan por sí solas del vínculo entre Rayce y el pequeño, y la forma en que estos padres están educando a sus hijos, dice mucho.

Nicole relata que Tripp pasó sus primeras semanas de vida en cuidados intensivos. En ese tiempo, sus cuatro hermanos mayores acudían a diario para hacerle compañía hasta que en vísperas de Navidad pudieron regresar todos juntos a casa.

«Tu amor es como un río, pacífico y profundo. Tu alma es como un secreto que nunca podría guardar. Cuando te miro a los ojos, sé que es verdad, Dios debe haber pasado un poco más de tiempo contigo», escribió en otra publicación sobre Tripp.

«No puedo contar las veces que escuché a la gente decir que tengo suerte, pero suerte no es la palabra, soy bendecida»

What’s a football player and cheerleader with out their foot ball🥰

Publiée par Nicole Powell sur Samedi 4 janvier 2020

El pequeño Rayce ni siquiera es consciente de la gran lección que su tierno gesto está causando en el mundo entero. Es realmente reconfortante encontrar familias donde los hijos sólo respiran amor y así lo reproducen con gestos que inspiran hasta el infinito. ¡Comparte este emotivo video con todos tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!