Un pequeño de 5 años se aferra al ataúd de su mamá tras perder la vida dando a luz a su hermano

Este pequeño de 5 años se preguntaba dónde estaba su madre, cuando la encontró dormida… dentro de un ataúd blanco.

La experiencia de este pequeño es un retrato de la aterradora realidad que miles de personas viven cada día.

Al pequeño Khayne Kheian Naelgas Castro lo llevaron al funeral de su madre, quien había muerto poco después de dar a luz a su hermanito menor. Khayne se subió a una silla para alcanzar el ataúd, abrazarlo y preguntar:

“¿Por qué Mamá no está durmiendo a mi lado?”

Sus familiares no encontraban las palabras para explicarle que había muerto. El servicio funerario duró varios días y cada noche, cuando ya todos se habían ido, Khayne se quedaba con un ventilador y una silla para estar en su lugar favorito del mundo… junto a su madre.

En Filipinas la mortalidad materna es bastante común. En 2014, la tasa de mortalidad en parturientas era de 99 en cada 100.000 nacimientos, siendo las hemorragias las complicaciones más comunes. En contraste, países con mejores sistemas de salud como Japón o España presentan solo entre cuatro y cinco casos por cada 100.000 nacimientos, mientras que en las zonas devastadas por la guerra de Sudán del Sur la cifra se alza hasta 2.000 mujeres que mueren durante el parto.

La Organización Mundial de la Salud reporta que cada día mueren aproximadamente 830 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto ¡Son muertes que pudieron haberse evitado con cuidados básicos en la gran mayoría de los casos! La desigualdad y la injusticia se ven reflejadas también en materia de salud reproductiva, materna y neonatal. Vivimos en un mundo que vulnera a mujeres y niños y eso, más que triste, es aterrador.

VER TAMBIÉN:  Así le respondió el CEO de Google a la niña de 7 años que le pidió un puesto de trabajo

Hablemos de las verdades que duelen, de ser ignoradas nos matarán ¡Comparte!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!