Pensó que solo era un “moretón” por sus uñas acrílicas pero una biopsia reveló que era cáncer

Para la gran mayoría de las personas una pequeña mancha en la uña es algo insignificante y muchos no le prestan la menor atención. Es por eso por lo que Karolina Jasko, modelo y miss Illinois decidió compartir su historia para promover la importancia de tomar conciencia sobre el cáncer de piel.

Karolina se dio cuenta de la pequeña mancha oscura en la uña de su dedo pulgar cuando estaba en su adolescencia mientras se hacia una manicura. La línea negra corría por la uña de su pulgar derecho.

Ella pensó que solo se trataba de un pequeño “moretón” producto de que en el 2016 se hacía las uñas acrílicas con aplicación de luz ultravioleta un par de veces al mes. Fue después de que su dedo comenzó a hincharse y ponerse de color rojo que ella recordó esa extraña línea oscura tras quitarse la uña postiza con la ayuda de su madre.

Aparentemente todo apuntaba a una infección y decidió ir a su médico en Chicago, Illinois, quien inmediatamente la remitió para un dermatólogo para una biopsia.

Finalmente, el resultado del estudio reveló que ese pequeño “moretón” insignificante” era una evidencia de un melanoma o cáncer de piel.

Karolina fue diagnosticada con un melanoma ungueal, o un melanoma submicótico, un tipo de cáncer que ataca los tejidos del lecho ungueal generalmente se encuentra en los pulgares.

Los síntomas incluyen pigmentación oscura en toda la uña, una banda vertical en la uña de un color diferente, fragilidad y sangrado.

Karolina reconoce que fue al médico por la infección que hizo que su dedo pulgar se hinchara, de lo contrario no hubiese ido, por lo que ella decidió compartir su historia para otras personas tomen conciencia de este síntoma inusual.

“Lo tomé como una señal de Dios, porque si no hubiera contraído la infección, no hubiese ido a que me revisaran el dedo“.

Los médicos no están seguros de cuál es la causa del melanoma por hongos, pero sí están seguros de que la exposición a los rayos UV puede influenciar en su crecimiento. Eso incluye tener uñas acrílicas y el tiempo bajo el sol.

Después de unas semanas de que le diagnosticaran el cáncer Karolina se extrajo la uña del pulgar para que evitar que el melanoma regresara. Los médicos colocaron en la zona de la uña un injerto de piel de su ingle. También le quitaron algunos lunares por precaución.

Tras pasar varios meses cubriendo su pulgar con emplastos ella aprendió a sentirse cómoda con su cicatriz.

“Pensé que todo el mundo me estaba mirando el dedo y me tomó mucho tiempo para sentirme cómoda”.

Durante mucho tiempo, creyó que sus cicatrices la definían, pero finalmente lo superó.

Karolina no ha dejado de arreglarse las uñas, pero ahora evita las manicuras con rayos UV, en su lugar de opta por un esmalte clásico o un polvo de inmersión.

Facebook

Sin duda alguna, esta historia ayuda a despertar la conciencia sobre el cáncer de piel, no dejes de compartirla, es muy importante que la gente tome precauciones tales como el uso del bloqueador solar y evitar la manicura con rayos UV.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!