Pensó que no lo lograría pero otro competidor lo ayudó y llegaron abrazados a la meta

Desde el 27 de septiembre ha tenido lugar el Campeonato Mundial de Atletismo. Una de las carreras que ha causado más expectativas y comentarios por parte de los fanáticos del deporte es la de 5.000 metros. Se trata de un largo recorrido en donde se ponen de manifiesto la resistencia y velocidad de atletas de todo el mundo.

La competencia tuvo lugar en la ciudad de Doha en Catar.

Este año el ganador fue Selemon Barega de Etiopía, quien ya se había ganado el favoritismo de todos los seguidores del campeonato.

Sin embargo, hubo un momento que fue mucho más comentado que la victoria de Selemon y se trata de un inolvidable ejemplo de compañerismo que se ha convertido en una inspiración para muchos.

El ganador hizo un tiempo de 13 minutos y 24.69 segundos.

Jonathan Busby acudió a la competencia en representación de Aruba y se concentró durante incansables entrenamientos para dar lo mejor de sí en esta competencia. Sin embargo, las cosas en la carrera no salieron como habían esperado y cuando ya le faltaba muy poco para llegar a la meta quedó verdaderamente agotado y se le hizo prácticamente imposible continuar.

Jonathan Busby tiene 33 años de edad.

A pocos pasos de él estaba otro atleta que representaba Guinea Bissau. En aquel momento Selemon ya había reclamado la medalla del primer lugar pero todos seguían concentrados en hacer el mejor tiempo posible.

Cuando Braima Dabó se dio cuenta del delicado estado de Jonathan comprendió que debía hacer algo para ayudarlo. Busby se veía verdaderamente exhausto pero no estaba dispuesto a irse sin terminar la carrera.

A Jonathan le faltaban 250 metros para llegar a la meta.

Fue entonces cuando Braima se acercó a él y ambos se dirigieron juntos a la meta. En cuanto el público se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, comenzó a dar grandes ovaciones para apoyar este bonito gesto de solidaridad.

Este tipo de ayuda esta completamente prohibida en la competencia, pero Busy realmente quería llegar a la meta ya que había trabajado demasiado duro durante los últimos meses.

“Esto es el espíritu de deportividad personificado”.

Una vez que lo lograron, se detuvieron sus cronómetros. Llegaron en 18 minutos y 10.68 segundos lo cual es la mejor marca de tiempo para ambos. Busby, sin embargo, fue descalificado por haber llegado allí con la ayuda de su compañero.

Cuando llegaron a la meta Busby se desplomó en suelo sumamente agotado.

Pese a haberlo descalificado, la Organización del IAAF celebró este momento tan icónico al compartir una imagen a través de sus redes sociales y exaltar el enorme compañerismo que estos dos talentosos atletas habían demostrado.

Cuando llegaron a la meta, Busby se desplomó en suelo sumamente agotado.

Celebramos este bonito gesto que demuestra la importancia de ayudar a los demás. A pesar de que no reclamaron el primer lugar, estos atletas se irán a casa con una experiencia única y todo el amor del público.

No te vayas sin compartir este gesto que ha dado tanto de qué hablar generando la admiración de miles de personas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!