Pensó que era imposible, pero quedó embarazada 6 semanas después de dar a luz a su primer hijo

Planificar la llegada de un hijo es para muchas parejas una prioridad que trae consigo la preparación de todo el cambio de vida que implica el nacimiento de un bebé, sin embargo, no todo es perfecto y algunas situaciones son impredecibles.

Cuando Eliza Curby quedó embarazada por primera vez, fue toda una alegría familiar, pero jamás se imaginó que después de dar a luz a su hijo Charlie en enero de 2016 daría a luz a los gemelos Jack y Wolfe en víspera de Navidad del mismo año.

Eliza confió en la creencia popular “no puedes quedar embarazada si estás amamantando”.

Por eso no pensó usar algún método anticonceptivo, pues dentro de su mente no existía la posibilidad de quedar embarazada si estaba a tan poco tiempo de haber dado a luz. Eliza quedó embarazada de gemelos solo seis semanas después de dar a luz.

Casi un año después de haber tenido a sus gemelos y a sus 28 años, esta mujer decidió compartir como es la maternidad de tres bebes menores de dos años. Un verdadero “acto de malabarismo”.

He aprendido mucho durante el año pasado. Dejar a un lado la vida de pre-adolescente que llevaba, que era el ritmo de vida para la que me había preparado.”

Esta joven madre aprendió a valorar a los padres solteros, a pensar en cómo tener una casa limpia y ordenada para los niños donde ellos se sientan seguros y sanos. Para ella el apoyo de su pareja, de su familia y amigos ha sido de gran importancia.

Todos y cada uno ellos me han ayudado en este gran aprendizaje como lo es la crianza de los niños. Es muy difícil tener tres niños de brazos a la vez, me ha tocado madurar muy rápidamente para poder atender y entender el mundo que cada uno de ellos representa.”

Eliza comentó que durante estos doce meses aprendió que cuando ya se es madre la vida debe tomarse muy en serio porque más que la responsabilidad de proteger a sus hijos es la educación y futuro que se les pueda brindar a tanta inocencia.

VER TAMBIÉN:  Una niña de 6 años recibe una condecoración de valentía tras salvar la vida de su madre

Ciertamente la vida de con tres niños pequeños puede ser una lucha diaria, especialmente cuando se trata de trasladarse a los lugares, sin embargo, es muy gratificante, dijo Eliza.

Observarlos interactuar y ser testigo de los lazos de comunicación familiar que se van formando es muy gratificante. Es muy lindo cómo se protegen entre ellos. Se aman y yo puedo verlo”.

Aunque ella siempre se imaginó tener cuatro hijos, por los momentos no tiene planes volver a quedar embarazada.

Siento que tenemos una pequeña familia perfecta”.

La experiencia de Eliza ha sido de gran ayuda para muchos adolescentes y sobre todo aquellas parejas jóvenes que están planificando formar un hogar.

Su médico la usa como un ejemplo cuando las parejas les comentan que mantienen relaciones sexuales después del nacimiento del bebé y no se cuidan con ningún método anticonceptivo.

Eliza ha dejado en evidencia para todos, y en especial para las chicas que es importante cuidarse después de dar a luz. Genéticamente el cuerpo humano está preparado en todo momento para procrear un bebé.

Facebook

Criar a tres bebes con menos de un año de diferencia, no es nada fácil, sobre todo cuando llega la hora de la comida y cambiar los pañales.

Comparte la experiencia de Eliza como un aporte a la formación de nuevos hogares.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!