«Pensé que era una broma»- Sale avergonzado e indignado de una tienda por usar su short favorito

Pese a los tiempos modernos que vivimos, lamentablemente muchas personas siguen siendo objeto de injusticias por hechos tan inverosímiles como usar una prenda de ropa “demasiado femenina”. Tal como le sucedió a un estudiante de psicología brasileño que alzó su voz en las redes sociales.

Todo sucedió en un supermercado del barrio de Itapuã, en Salvador, Brasil, cuando Marcos Pascoal, de 25 años, comunicó que dos empleados intentaron impedirle la entrada al establecimiento por la ropa que vestía: pantalones cortos.

“Estaba entrando al supermercado con mi amigo, en la puerta había un empleado discapacitado, quien en el momento en que entré señaló mis shorts e hizo una señal negativa, no podía entrar.

Al principio no entendí, pensé que era una broma, miré hacia un lado y había otro guardia de seguridad, que no me respondió nada”, dijo Marcos Pascoal.

Marcos trató de comunicarse con el empleado del lugar, preguntándole de buena forma por qué su vestimenta resultaba inapropiada, pero sus intentos fueron en vano y simplemente terminó siendo objeto de la mirada acusadora de los otros clientes del lugar.

«Me bajé los shorts por vergüenza y, aun así, no fue bueno para la persona que estaba en la puerta, que era este empleado. Entré al lugar de todos modos. Vi a varias personas con shorts cortos adentro, mujeres incluso con pantalones más cortos que los míos y eso me enojó, indignó, porque he estado antes en este sitio y veo hombres en pantalones cortos y también mujeres”, exclamó Marcos.

Por si fuera poco, dentro del establecimiento el rechazo hacia Marcos no cedió y nuevamente fue objeto de malos tratos por parte de los guardias de seguridad.

«Entonces, nuevamente, el empleado vino señalando mis pantalones cortos, haciendo un signo negativo, haciendo menciones auditivas, pero no pude entender. Después de sentirme otra vez avergonzado, cuando me fui no me rendí, pregunté cuál era el problema con mis pantalones cortos», narró Marcos.

El caso ocurrió en el supermercado Walmart, la noche del sábado 19 de septiembre. En un comunicado, BIG Group, responsable de la gestión del supermercado, señaló que el caso es inadmisible y que no corresponde con los procedimientos y valores de la empresa.

Marcos vive en el mismo vecindario donde se ubica el supermercado, por lo que espera que la empresa verdaderamente tome cartas en el asunto y que nunca más nadie tenga que vivir una experiencia tan desagradable como la que el vivió por el simple hecho de usar su ropa preferida.

Este hecho ha causado una gran polémica en las redes sobre la medida tomada por el supermercado, compártelo y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!