Pasteleros se unen para ayudar a una desconsolada mujer a entregar un pedido

Ayudar a los demás cuando más lo necesitan es muestra tener de un gran corazón. Muchas veces la sociedad, y el mundo en general, parece ser egoísta, pero afortunadamente aún existen muchas personas dispuestas a hacer el bien con los otros.

No dudaron en ayudar a la pastelera en aprietos

Ayudar

Esto es lo que demostró un grupo de pasteleros en Brasil, cuando la devastada pastelera Tatiane Areco olvidó preparar un pedido.

Se trataba de un pastel con decoración de Spiderman, debido a que estaba afrontando la fatal pérdida de dos de sus seres queridos: su papá y su abuela, ambos fallecidos con 10 días de diferencia entre sí.

Tatiane había recibido el pedido del pastel de uno de los clientes más antiguos de su negocio. Se comprometió a hacer el pastel, pero jamás imaginó lo que el destino le tenía deparado con sus familiares.

Tampoco creyó que su cliente no entendería la situación y se aferraría a que le entregaran su pastel.

El cliente de Tatiane fue poco comprensivo

“Llevo cuatro años trabajando en esta área. Tengo todo anotado en mi calendario, nunca he dejado de entregar un pedido.

La persona que pidió el pastel era un cliente antiguo y creo que por eso entendió, pero exigió la entrega de todos modos.

Estaba nerviosa cuando fui honesta y le expliqué sobre mi padre y mi abuela. Pedimos solo un poco de tiempo para entregar el pastel”, narró Tatiane.

El cliente de Tatiane ya tenía preparada la fiesta para el pequeño de 3 años que esperaba su delicioso pastel.

No había otra opción, la pastelera se ofreció a llevarlo hasta la casa del celebrado y tenía que arreglárselas para elaborar el postre rápidamente.

Tatiane se puso en contacto con otros pasteleros, con la esperanza de que alguno de ellos pudiera ayudarla donándole un poco de masa o un pastel ya elaborado.

Sus primeros intentos no resultaron, pero de pronto la ayuda apareció de donde menos lo esperaba.

Unos amables pasteleros, a los que Tatiane no conocía, después de conocer la difícil situación por la que había pasado, se ofrecieron a hacerse cargo por completo de la elaboración del pastel de cumpleaños.

Tatiane recuperó la calma gracias a la ayuda recibida

Los pasteleros dejaron todo, incluso su propio trabajo, para poder ayudar a Tatiane. Ellos mismos se encargaron de la decoración y el pastel quedó más que delicioso y hermoso para la celebración.

Tatiane se presentó con el pastel en el lugar de la fiesta. Fue recibida por su cliente con mucha comprensión y calidez.

Quedaron tan encantados con su pedido que incluso le pagaron un poco más del coste acordado.

«En ese momento, el cliente parecía otra persona.

No sé si le dio vergüenza lo que había pasado, pero fue más comprensiva”, comentó la pastelera.

Además de agradecer a su cliente por la paciencia recibida, Tatiane agradeció enormemente a sus colegas que actuaron de forma tan solidaria en ese momento que más lo requería.

Su gran pérdida tardará en sanar y, probablemente su corazón siempre tendrá una herida, pero acciones tan amables como la que recibió le ayudan a seguir adelante.

Poco a poco, Tatiane ha vuelto a sonreír al lado de la familia que aun tiene la dicha de estar a su lado.

Su negocio de pastelería continúa prosperando y, junto a ella, también la solidaridad que existe entre todos los miembros del sector de tan ricos postres.

Sin duda, cuando se siembra amor se cosecha el mismo sentimiento. La ayuda que dieron los amables pasteleros les será recompensada y multiplicada.

Nada es más reconfortante que ayudar y servir a los demás. ¡Contagia la solidaridad en todo tu alrededor!