Paga 41 mil dólares por una lámpara mágica bajo el engaño de que cumpliría sus deseos

Seguramente has escuchado la historia de Aladdin, un cuento de aventura y fantasía romántico donde un joven tiene la misión de recuperar una lámpara mágica de una cueva que apresa a quien entra en ella.

Lo místico de la lámpara y el poder la hace deseada por todos, sin embargo, es solo una mágica historia de ficción de Disney que por mucho se aleja de la realidad.

Sorprendentemente, hay quienes piensan que es posible tener una lámpara mágica.

Aunque podemos dar por hecho que todos los que han disfrutado de la película están conscientes que este genio que concede deseos no existe y es solo un personaje.

Desafortunadamente, hay algunos que caen en el abismo de la ingenuidad y terminan creyendo que es posible tener una lámpara mágica en nuestras manos. Esto fue lo que le pasó a un médico en Uttar Pradesh, India.

El film salió de la pantalla grande para calar en la memoria de quienes creen que es posible un mago que concede deseos.

Al parecer un doctor fue engañado por dos hombres que se encargaron de persuadirlo hasta convencerlo de que tenían la lámpara mágica que le brindaría riqueza y salud hasta la eternidad.

Los hombres le ofrecieron la lámpara por 200.000 dólares, una gran cantidad que sin duda lo hizo menos rico tomando en cuenta que lo que estaban ofreciendo no era más que un fraude. Sin embargo, el doctor accedió y pagó una cuota inicial de 41.600 dólares.

El doctor presentó la denuncia en el Departamento de Policía de Meerut.

Al darse cuenta de que no era más que un objeto común y corriente vendido por dos hombres con un gran poder de convencimiento, el médico decidió denunciar argumentando a los policías que le habían “lavado el cerebro”.

En la denuncia oficial, comentó que había conocido a los hombres mientras trataba a una mujer que se presentó como la madre de los vendedores.

La lámpara que le mostraron tenía grandes adornos dorados como si se tratara de una reliquia que cualquier genio quisiera tener.

Durante un mes, asistieron al consultorio pero no solo para una consulta médica, los hombres estaban dispuestos a venderle la lámpara al doctor convenciéndolo que el objeto cambiaría por siempre su vida. El doctor comentó:

“Poco a poco empezaron a hablarme de un hombre de Dios que, según decían, también visitaba sus casas. Comenzaron a lavarme el cerebro y me pidieron que conociera a este enviado de Dios”.

El doctor finalmente conoció al hombre de Dios que parecía realizar rituales, si bien aseguró que había visto al mismo Aladdin, al poco tiempo descubrió que se trataba de uno de los hombres disfrazado.

Según informes locales, los hombres pretendían mostrar la autenticidad de la lámpara a través de un juego de ilusión. Por suerte, el doctor se dio cuenta aunque ya había invertido una gran cantidad de dinero en la primera cuota.

Los dos sospechosos, izquierda y centro, fueron sido arrestados.

El oficial superior de policía de Meerut indicó que los dos hombres fueron arrestados, al parecer no es la primera vez que realizan este tipo de trucos, hay sospechas de haber engañado a otras familias con algo similar.

La mujer que también estuvo involucrada está huyendo de la justicia. Esperan pronto dar con ella y acabar con esta banda que maneja muy bien la ficción para jugar con la realidad de otras personas.

Sin duda alguna, la realidad nos golpea de frente para hacernos entender que es mucho más fuerte que la ficción. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!