A los 19 años una repentina tragedia lo convierte en el responsable de sus 4 hermanitos

Es bien sabido que la pandemia ha transformado por completo la vida de todos, sin embargo, la realidad es distinta para cada quien y unos se ven más afectados que otros.

Lamentablemente, miles de personas siguen padeciendo ante este letal virus dejando a familias destrozadas y a los más pequeños de la casa vulnerables ante la ausencia de algunos de sus padres fallecidos.

Este es el caso de Juan José Martínez, un joven de 19 años de edad que perdió a su madre Brenda Martínez, de 43 años a causa del virus.

Juan ahora es más que un hermano mayor para sus hermanos.

Toda la familia Martínez había dado positivo para el virus, aparte del Joven y su madre, todos fueron asintomáticos lo que hizo más difícil detener la cadena de contagio. El joven comenta que al principio su madre estaba bien, pero su condición empeoró rápidamente y en menos de una semana murió.

Brenda, quien sufría de diabetes, se aseguró de protegerse y cumplir con la cuarentena saliendo estrictamente a lo necesario, cumplía con el distanciamiento social, usaba las mascarillas y se lavaba las manos contantemente, pero nada de esto evitó que fuera una víctima letal del COVID-19.

Brenda murió una semana después de ser diagnosticada.

Lamentablemente, Brenda comenzó a sentir dificultad respiratoria, en cuestión de días sus pulmones colapsaron y su riñón falló ocasionándole la muerte. Juan comenta al respecto:

Honestamente, siento que está en paz y que resistió. Yo era solo un hermano mayor y luego, después de que mi madre falleció, me convertí en padre, madre y hermano mayor al mismo tiempo”.

Juan ahora debe asumir la tutela de sus cuatro hermanos menores y desempeñar una figura paterna que nunca imaginó hacer con quienes vio crecer.

Jovanna, quien es una de las hermanas de Juan, comenta sobre todos los sacrificios de su hermano mayor.

“Me encanta lo comprensivo que es y está haciendo lo mejor que puede por todos nosotros en este momento. Me encanta el hecho de que puedo darme la vuelta y hablar con él, como lo haría con mi madre.

Ha sido muy duro. Es diferente una madre a un chico con quien hablar sin tener a mi mamá cerca , pero al final del día, al menos todavía tengo un hermano mayor al que admirar”.

Juan perdió a su madre y ahora está haciendo un increíble trabajo con sus hermanos. Si desea ayudar a Juan y su familia puedes hacerlo a través de una campaña que creo en GoFundMe.

El joven insta a todas las personas a tomarse con total seriedad y responsabilidad el virus. Hace hincapié en que las personas con alguna enfermedad crónica como la que padecía su madre corren mayor riesgo de sufrir complicaciones ante el virus.

La realidad ante el virus para muchas familias es desoladora. Por favor, sé responsable y demuestra empatía ante el dolor de los demás. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!