Padres suplican ayuda para operar a su bebé y evitar que se quede ciego

El mayor deseo para todo padre es ver crecer a su hijo completamente sano y feliz, sin embargo, la realidad es completamente diferente para todos, hay quienes deben enfrentar grandes batallas y hacer lo humanamente posible para salvar a quien más aman.

Esta es la historia de Silvina y Diego quienes se convirtieron en padres primerizos el pasado 15 de abril.

Su angelito llegó al mundo después de 38 semanas de gestación y pesó un poco más de 3 kilos.

La madre asegura que durante el embarazo todo transcurrió con normalidad, el parto también se realizó con éxito, el pequeño Pedro llegó a sus vidas para llenarla de mucho más amor.

Sin embargo, todo cambió para estos emocionados padres tras el primer chequeo médico con el pediatra, quien detectó un complicado problema de salud que debía ser atendido lo antes posible.

La familia es oriunda de Río Tercero, Córdoba-Argentina.

Después de su primer diagnóstico el bebé fue visto por varios especialistas en Córdoba, la capital de Buenos Aires. Todos llegaron a la misma conclusión, el pequeño Pedro tiene cataratas, glaucoma congénito y edema corneal. Esto quiere decir que su córnea presenta una deformación y es mucho más gruesa de lo normal.

Ante el desalentador diagnóstico la felicidad de los padres fue efímera, ahora debían luchar por salvarle la vista a su hijo quien con poco más de un mes de vida necesita ser operado con urgencia de lo contrario puede quedar ciego.

Necesita ser operado de ambos ojos.

La madre del bebé, Silvina Cañadas, destacó que el seguro de su país no cubre una operación tan costosa por lo que pide abiertamente la colaboración de todos para poder salvarle la visión a su pequeño angelito.

La situación para Pedro es complicada, si el posoperatorio se complica debe ser sometido a un trasplante de córnea, operación que se realizaría en Estados Unidos debido a que Argentina no cuenta con personal médico especializado en esta área que se ocupen específicamente de recién nacidos.

Debe ser operado antes de los tres meses.

Los padres han iniciado una campaña para recaudar todos los fondos que cubran los gastos de la cirugía y exámenes posteriores, necesitan $ 5.800 para la operación y $ 530 para estudios.

Silvana y Diego están atemorizados, especialistas aseguraron que la cirugía debe hacerse antes de que cumpla los tres meses, de lo contrario el riesgo es mayor. Al respecto la madre destacó:

“Estamos a contrarreloj y no queremos seguir dando vueltas. Es una operación  de alto riesgo, pero tenemos fe de que Pedro va a salir de esta situación. Nuestro mayor  deseo es que pueda vivir la vida y verla con sus propios ojos”.

Si desea ayudar a Pedro puede hacerlo donando a las siguientes cuentas: Mercado Pago CBU 0000003100045803188258. Banco de Córdoba: CBU  0200374811000004120294. Ambas cuentas están a nombre de la madre, Silvina Cañadas.

El pequeño Pedro está enfrentando una gran batalla, todos podemos ser su lazarillo donando o compartiendo esta historia para hacer visible una realidad que afecta un pequeño angelito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!