Una iglesia luterana hace historia al elegir a su primer obispo transgénero

No podemos negar que la religión es uno de los temas que más controversia causa, adeptos y opositores defienden su postura en un intento por convencer al otro. A lo largo de los años algunas corrientes mueren y otras van tomando mayor fuerza.

Una de esas corrientes es el luteranismo, derivada del catolicismo y fundada por Martín Lutero, a principios del siglo XVI.

Para los luteranos la Biblia es la única fuente de vida y doctrina.

Entre las principales diferencias que tiene con la iglesia católica es que el luteranismo rechaza la primacía y autoridad del papa como institución divida, los ministros o pastores pueden contraer matrimonio, tener familia y ejercer actividades lucrativas, incluso permite que los miembros transgéneros sean clérigos.

La iglesia luterana es una las dos denominaciones cristianas, junto con la iglesia episcopal.

Recientemente, una iglesia luterana ha hecho historia al tener su primera pastora transgénero. La reverenda Megan Rohrer fue elegida como obispo del Sínodo Sierra Pacífico de la Iglesia Evangélica Luterana en Estados Unidos.

En su mandato de seis años dirigirá casi 200 congregaciones que incluyen California y partes de Nevada.

En su mandato predicará desde el amor y la humildad.

Rohrer describe su nuevo papel como “pastor de pastores y animador de casi 200 congregaciones”. Al respecto Rohrer comentó:

“Es una lección de humildad. Es inspirador. Y creo que yo soy muy consciente de que este llamado es más grande que yo, que se trata de servir a Dios y se trata de hacer un lugar en la historia que significa mucho para mucha gente”.

Esta no es la primera vez que Rohrer hace algo histórico, lleva más de 10 años prestando su servicio en la iglesia y fue la primera persona trans en formar parte de la iglesia luterana en Estados Unidos.

Confesó que el “abuso religioso” y la negativa de que las personas trans no existen fue lo que la motivó a estudiar religión.

Ha servido a la iglesia por más de una década.

El obispo presidente de la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA), la reverenda Elizabeth Eaton, dijo:

“El espíritu nos da a cada uno de nosotros dones para la edificación del cuerpo de Cristo. El Sínodo de Sierra Pacific, en oración deliberada, reconoció los dones de la Reverenda Dra. Megan Rohrer y la eligió obispo. Esto es histórico, esto apunta a la gente hacia el amor incondicional de Jesús”.

Su trabajo al igual que el de miles de personas en el mundo cambió durante la pandemia, Rohrer celebró la misa en vivo desde su sala de estar. Sus hijos en ocasiones aparecen en sus trasmisiones.

“Para algunas personas que nunca han visto una familia como la mía, estoy casado con una mujer y tengo dos hijos de color, que la gente vea a mi familia, es realmente sanador para algunas familias LGBTQ+”.

Su mandato comienza a partir de julio, durante su período desea motivar a otros desde la humildad, también espera que su nueva posición inspire diversidad en la iglesia.

Todo cambia y a veces la manera de percibir el mundo también. No te vayas sin compartir esta historia que ha dado mucho de qué hablar y déjanos saber tu opinión.