Padres revelan que sus 2 hijos son transgénero tras su temprana transición a los 5 y 7 años

Los padres de dos niños transgénero han causado polémica después de que se atrevieran a relatar cómo apoyaron a sus hijos incondicionalmente a lo largo de su proceso de cambio de género a muy temprana edad.

Ben Faryna y Sara Kaplan, son originarios de Berkeley, California, y tuvieron una niña biológica y luego un niño biológico.

Pero cuando James -ahora de 11 años y que nació como niña- cumplió 8 años, se dio cuenta por sí misma que quería hacer la transición de mujer a hombre y se lo dijo a sus padres.

Pero el asunto no terminó ahí, tan solo unos años después, Olivia -ahora de 7 años y que nació como niño- cumplió 4 años, también dijo que quería hacer la transición, pero de hombre a mujer.

Tanto en el caso de James como en el caso de Olivia, tuvieron el apoyo de sus padres en todo momento, y por eso ahora ellos han querido compartir su historia con la esperanza de romper el tabú sobre los niños trans, después de que las estadísticas revelaran un número alarmante de pequeños de esa condición que se quitan la vida porque no tienen el apoyo de sus familias.

Si bien en un principio, pensaron que Olivia lo hacía por imitar a James, luego se dieron cuenta que lo suyo era tan real como lo de su hermano/a.

“Cuando James tenía ocho años, comenzó la transición social. Se cortó el cabello, compró ropa de niño y le pidió a sus compañeros que usaran pronombres masculinos. El año pasado, cambió su nombre a James legalmente”, relató su padre.

“Siempre he sido un niño”, dijo James. “Antes de hacer la transición, me faltaba una pieza y no me sentía bien. Estaba nervioso de decirles a mis padres, pero cuando lo hice, me dijeron que me aceptaban. Estaba feliz porque sé que muchos niños trans no tienen eso, y eso es triste”.

Mientras que Olivia también tiene muy claro lo que quiere y dice al respecto:

“Ser trans significa que naciste en el género que no sientes en tu corazón: cualquiera puede ser quien quiera ser, y no importa cuál sea tu opinión”.

Sin embargo, James confiesa que al principio no reaccionó positivamente ante el deseo de la transición de Olivia, porque estaba celoso y pensaba que él sería el único, pero al día siguiente la aceptó y se convirtió en su principal seguridad.

Hace un mes, James comenzó con los bloqueadores de hormonas, un implante que le impide comenzar la pubertad, especialmente su ciclo de la menstruación y el desarrollo de los senos, lo que sería angustioso. Está esperando para comenzar con la testosterona, que sería la primera acción permanente que tomará hacia la transición, ya que el proceso afectaría su fertilidad.

Pero Olivia todavía es muy pequeña para empezar a tomar ese tipo de medicación, por lo que deberá esperar un poco.

Ben y Sara, por su parte, están decididos a que sus hijos vivan sin ser señalados por nadie, ellos siempre supieron que lo único que merecían sus hijos era amor y aceptación de su parte. Aunque reconocen que siempre hablan con sus hijos para ver si están seguros de su decisión.

“Los amaremos y aceptaremos si vienen a nosotros mañana y dicen que han cambiado de opinión”, dijo Sara. “Y los amaremos y aceptaremos si no lo hacen”.

“Ser trans es solo una pequeña parte de mí, hay mucho más para mí que ser trans”, enfatiza James. “Diría que no somos diferentes. No deberíamos ser tratados mejor o peor”, concluye contundentemene Olivia a pesar de su corta edad.

Déjanos saber qué opinas de la polémica decisión de estos padres en el apoyo incondicional a sus hijos. ¿Cómo actuarías en su lugar? ¡Compártelo con tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!