Les retiran la custodia de su hijo de 3 años con leucemia por no querer que reciba quimioterapia

Una polémica decisión de un juez de la Florida ha levantado una ola de comentarios en las redes, después de que a unos padres se les hubiera quitado la custodia de su pequeño por resistirse a continuar con el tratamiento para la leucemia.

Noah McAdams, de 3 años de edad, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda, el pasado mes de abril.

El juez del Condado de Hillsborough ha ordenado que Noah complete al menos la primera fase de la quimioterapia, necesaria para su curación. Ya que según los médicos este tipo de leucemia es una de las pocas cuya remisión total se garantiza tras 2 años y medio de tratamiento.

Pero sus padres, Taylor Bland y Joshua McAdams, se han presentado en la corte manteniéndose en su postura de no permitir que el pequeño Noah sea sometido a la quimioterapia por considerarlo un procedimiento químico invasivo.

En su lugar están a favor de tratamientos alternativos, como: cannabis medicinal, romero, complejo de vitamina B, extracto de hierbas, plata coloidal, té de hongos y dieta, entre otros. Asegurando además que ese es el tratamiento que ellos han elegido para Noah en los próximos 10 años.

El juez dijo que los padres eran libres de buscar otras alternativas, siempre que continuaran con la quimioterapia, ya que lo contrario sería atentar contra su vida.

El tratamiento completo en el caso de Noah tomará más de 3 años, y tiene pendientes todavía 2 sesiones más de quimioterapia como parte de la primera fase. Lo recomendado por los médicos fueron 3 fases completas.

A los padres de Noah se les retiró la custodia del pequeño el pasado 30 de abril, después de que no hubieran llegado a la cita programada para su tratamiento el pasado 22 de abril en el Johns Hopkins All Children’s Hospital.

Después de que desde el centro hospitalario se notificó a las autoridades, dieron con la pareja que se había ido de viaje fuera del estado junto al pequeño. Fueron hallados en Kentucky y Noah regresó a Tampa al día siguiente bajo la custodia de los servicios de protección infantil.

Desde que se les retiró la custodia, a Taylor y Joshua se les concedió poder visitar a Noah sin supervisión

Cuando se les preguntó sobre por qué no habían llevado al pequeño a la quimioterapia, dijeron que pensaban llevarlo a un médico la siguiente semana. Y dijeron que ellos previamente ya habían dicho en el hospital que querían buscar otras alternativas.

El fallo del juez dictaminó que Noah permanecerá bajo la custodia del estado, aunque puede vivir con su abuela materna.

Los padres del pequeño manifestaron al mismo tiempo su total inconformidad con el hospital. Taylor así lo ha publicado varias veces en sus redes consiguiendo el apoyo de muchos, después de que viera lo mal que trataba a su pequeño el personal sanitario y lo poco aseadas que tenían las instalaciones.

“Nuestros corazones están destrozados y todo lo que queremos es que nuestro hijo reciba un TRATAMIENTO SÓLIDAMENTE BIOLÓGICO”, escribió Taylor en una publicación.

CNN

Con esos antecedentes, se les ha permitido que cambien de hospital pero no pueden renunciar a la quimioterapia.

Su madre insiste en que su pequeño está perfectamente bien de aspecto, y después de 2 semanas sin tratamiento siente que no necesita nada más que los cuidados que le están proporcionando.

¿Hasta qué punto unos padres pueden privar voluntariamente a su hijo del derecho a curarse eficazmente de una enfermedad mortal? ¿Hasta qué punto un juez debe inmiscuirse en la decisión de unos padres quitándoles la custodia? ¡Comparte este polémico caso en tus redes! Y déjanos saber tu opinión en los comentarios.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!